miércoles, 27 de febrero de 2019

CREMA DE CHAMPIÑONES


A ver. Vayamos por partes. No es que todos, absolutamente todos los platos soperos y boles de la casa estuvieran en el lavavajillas y que los invitados ya estuviesen llamando a la puerta. Pero un poco, sí. Me distraje, se me fue el santo al cielo y entre unas cosas y otras se me olvidó poner en marcha el aparatejo. Y eso que había puesto la pastilla en el cajetín. Había estado preparando la crema de champiñones y una inoportuna llamada al móvil me entretuvo. Total, que se me echó el tiempo encima y había que improvisar. Se me ocurrió utilizar unos panes redondos, previamente vaciados de su miga, como platos. En una anterior receta - ver Sopa de invierno - ya había usado este truquillo y la verdad es que sorprendió. Como en esta ocasión los invitados eran otros, me dije: repetimos y le daremos al champiñón un plus, porque mira que es triste el papel del champiñón en la cocina, siempre haciendo de comparsa o de guarnición de platos de carta de restaurante de categoría. Y es que la vida del champiñón no es muy alegre que digamos por mucho que se disfrace de tapa de bar y un camarero te lo quiera vender como el no va más de la gastronomía: “¿No has probado estos champiñones al ajillo?” Miras con escepticismo la bandeja oculta tras una mampara de cristal y piensas: “Ni los he probado, ni los probaré”. Ahora bien, como os perdáis esta crema de champiñones que hoy os proponemos no tenéis perdón.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 400 g de champiñones
  • 50 g de arroz
  • 100 ml de nata para cocinar
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 4 bollitos de pan (si se quiere servir de esta manera)
  • Cebollino
  • 800 ml de agua

PREPARACIÓN TRADICIONAL
  1. Poner un poquito de aceite en una cazuela, cuando esté caliente echar la cebolla y el puerro cortados en trocitos pequeños. Rehogar durante 5 minutos.
  2. Añadir el arroz y los champiñones lavados y cortados. Dejar rehogar unos minutos.
  3. Añadir la nata, 800 ml de agua, la sal y unas vueltas de molinillo de pimienta y dejar hervir durante 20 minutos.
  4. Triturar con la batidora hasta obtener una crema muy fina.
  5. Cortar la parte superior de los bollos y con ayuda de un cuchillo quitarles la miga. Echar un chorrito de aceite en cada uno y meterlos en el horno precalentado a 175º durante 10 o 15 minutos. Sacar y reservar.
  6. Servir la crema en los bollos adornada con unas láminas de champiñones fritas y un poquito de cebollino cortado. 
.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Echar en el vaso la cebolla y el puerro cortados en trozos regulares y triturar unos segundos en velocidad 4. Bajar los trozos que hayan quedado en las paredes.
  2. Añadir 40 g de aceite y rehogar durante 5 minutos, Varoma, Velocidad cuchara.
  3. Añadir el arroz y los champiñones lavados y cortados. Dejar rehogar unos minutos.
  4. Añadir la nata, 800 ml de agua, la sal y unas vueltas de molinillo de pimienta y dejar hervir durante 20 minutos.
  5. Triturar hasta obtener una crema bien fina.
  6. Cortar la parte superior de los bollos y con ayuda de un cuchillo quitarles la miga. Echar un chorrito de aceite en cada uno y meterlos en el horno precalentado a 175º durante 10 o 15 minutos. Sacar y reservar.
  7. Servir la crema en los bollos adornada con unas láminas de champiñones fritas y un poquito de cebollino cortado. 


10 comentarios:

  1. La presentación es preciosa... dale las gracias al lavavajillas!! Bss.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta! Que bonita queda dentro de esas bollitas de pan Umh... yo quiero meter la cuchara. Seguro que también me comía el plato, si hay panmojadito y rico jaja Un beso y feliz día.
    fitnomasfat.com

    ResponderEliminar
  3. Una presentación muy original y una crema bien buena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Qué preciosa presentación!! Por aquí es muy típico presentar algunas recetas aquí, e incluso un local de bodas, presenta el embutido dentro de unos panes redondos también. Y bueno, no será lo más de lo más los champiñones, pero a mí me encantan, te lo aseguro. Y también los utilizo para hacer cremas muy parecida a esta. Está riquísima, y si además va tan vistosamente presentada, imposible decir que no. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. La presentación es fantástica.
    Y la sopita bien buena.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Riquísima y con esa presentación, preciosa.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Esa sopa se ve toda una delicia y mas con esos cuencos de pan, con gusto me llevaba uno!
    Bs

    ResponderEliminar
  8. ¡Espectacular! Os superáis con cada receta

    ResponderEliminar
  9. En la Europa del Este (Rep.Checa, Bulgaria... es tradicional tomar sopas dentro de pan)

    ResponderEliminar