miércoles, 21 de agosto de 2019

CANELÓN FRÍO DE PESCADO A LA VINAGRETA


Cuando hablamos de canelones lo primero que siempre nos viene a la mente son los canelones rellenos de carne con su bechamel por encima y su queso gratinado. Para entendernos, los canelones de las grandes fiestas. La propuesta que os hacemos hoy son unos canelones fríos de pescado con una vinagreta como único acompañamiento. Los puristas nos dirán que eso es una aberración, que para qué salirse de los cánones clásicos. Hablan así porque no han probado este plato frío que es una bendición cuando aprieta el calor.

RECETA

.
INGREDIENTES (para 18 canelones)
  • 425 g de pescadilla
  • 250 g de colas de gamba pelada
  • Un paquete de canelones
  • Un pimiento morrón
  • Media remolacha cocida
  • 50 g de mayonesa
  • Sal
  • Laurel

   INGREDIENTES PARA LA VINAGRETA
  • Un pimiento verde
  • Un pimiento rojo
  • Una cebolla
  • 2 de tazas de las de café de aceite
  • 1/2 taza de la de café de vinagre
  • Sal

.
PREPARACIÓN
  1. Poner en una cazuela agua, un poco de sal, una hoja de laurel y cuando empiece a hervir poner las rodajas de pescadilla durante 8 minutos. Dependiendo del grosor de las rodajas habrá que tenerlo más o menos tiempo.
  2. Poner a escurrir.
  3. Una vez frío, eliminar la piel y las espinas y cortar en trocitos muy pequeños.
  4. En una sartén con un poco de aceite saltear las colas de las gambas. Trocearlas y añadir al pescado.
  5. Cortar el pimiento y la remolacha en trozos pequeños y juntar con el preparado anterior. Agregar la mayonesa y mezclarlo todo bien.
  6. Hervir las placas de los canelones siguiendo las instrucciones del paquete.
  7. Colocar las placas de los canelones sobre un paño. Rellenar con la preparación anterior. Acompañar con salsa vinagreta.
.
PREPARACIÓN DE LA SALSA VINAGRETA
  1. Cortar todos los ingredientes en trocitos muy pequeños y freir en una sartén a fuego lento usando una sola taza de aceite. Rectificar de sal.
  2. Cuando la verdura esté blanda añadir el resto del aceite y el vinagre. Dejar hervir a fuego lento unos 10 minutos más.

CONSEJO
    Esta receta también puede presentarse acompañándola de mayonesa o salsa de mostaza. Servir frío. 



miércoles, 14 de agosto de 2019

ROSQUILLAS DE ANÍS


Hoy queremos rendir un homenaje a las madres, a todas las madres en general y a las que han vivido en el mundo rural en particular.
Mujeres que, como dice María Sánchez en su libro “Tierra de Mujeres” eran una especie de fantasmas que vagaban por casa, hacían y deshacían. Eran invisibles. Siempre a la sombra del hermano, del padre, del marido, de los propios hijos. Se encargaban de todo y podían con todo pero siempre las pautas venían de los hombres.
El postre que os presentamos está sacado del recetario de una de esas mujeres, madre de una de mis mejores amigas que ha querido compartirla con nosotras y a la que, desde aquí, queremos recordar.


RECETA (salen unas 50 de 25 g.)   

.
INGREDIENTES
  • 200 ml de aceite de oliva suave
  • 200 g de azúcar
  • 680 g de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre y ½ de levadura Royal
  • 40 g de anís
  • La piel de 1 limón
  • Un pellizco de sal
  • Aceite de oliva suave para freírlas

.
PREPARACIÓN
  1. Poner el aceite en una sartén con la piel de limón y dejar que hierva unos minutos, con lo que conseguimos aromatizar el aceite. Retirar la piel y dejar enfriar el aceite.
  2. En un bol grande echar los huevos, el azúcar, el aceite (ya frío), el anís y la sal. Batir bien hasta conseguir integrar todos los ingredientes.
  3. Añadir poco a poco la harina tamizada junto con la levadura.
  4. Espolvorear la encimera con un poquito de harina, echar la masa y trabajar unos minutos.
  5. Hacer porciones de 25 g aproximadamente, formar un churro y dar forma de rosquilla apretando bien los extremos para que no se separen al freírlas.
  6. Con una cuchilla, cúter o cuchillo afilado hacer dos incisiones laterales en cada rosquilla para que no se abran.
  7. Freírlas en abundante aceite y ponerlas sobre papel absorbente.
  8. Rebozarlas con azúcar antes de que se enfríen.