miércoles, 26 de enero de 2022

TARTA DE PERAS Y CREMA DE ALMENDRAS (TARTA BOURDALOUE)

“Ha llegado a su destino”. Cuando la voz metálica del Tom-tom del coche anuncia que has llegado a donde sea que vayas sientes como una especie de alivio y por fin descargas toda la tensión acumulada durante el viaje que, finalmente, ha terminado. Con esta tarta de peras y crema de almendras os ocurrirá algo parecido. El recorrido es largo. Tiene muchos pasos y hay que estar atentos para no saltarse ninguno pues de lo contrario arruinaríais el plato. Pero, ¡ah, amigo/as míos! Cuando lo termináis y en vuestra mente oís “ha llegado a su destino”, la satisfacción es enorme. Hacedme caso y poneos en marcha enseguida.

RECETA

.
INGREDIENTES

   PARA LAS PERAS EN ALMÍBAR

  • 3 peras de conferencia que no estén muy maduras
  • 1 litro de agua
  • 500 g de azúcar
  • El zumo de 1 limón
  • Una cucharadita de vainilla

   PARA LA  MASA

  • 200 g de harina común
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 40 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Un molde alargado de 36 cm.

   PARA LA CREMA DE ALMENDRAS

  • 110 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 140 g de almendra molida
  • 90 g de azúcar granulado
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • Un poquito de ron

   PARA LA DECORACIÓN

  • 120 g de almendra laminada
  • Almíbar de la cocción de las peras


PREPARACIÓN DE LAS PERAS EN ALMIBAR
  1. Conviene hacerlas el día de antes para que estén frías.
  2. En una cazuela amplia poner el agua, el azúcar, el zumo de limón y la vainilla.
  3. Cuando empiece a hervir ponemos las peras peladas enteras y conservando el rabo. Dejamos que hiervan 30 minutos aproximadamente. Comprobar si las peras están cocidas pinchando con una brocheta. Retirar del fuego y dejar reposar toda la noche en el almíbar.

PREPARACIÓN DE LA MASA
  1. Poner la harina en forma de volcán, hacer un agujero en medio y echar el huevo, la sal, el azúcar y la mantequilla en trocitos. Mezclar dentro del bol hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  2. Ir añadiendo la harina poco a poco.
  3. Pasar la masa a la encimera y trabajar hasta que la masa sea elástica.
  4. Hacer una bola, espolvorear un poquito de harina por encima, envolverlo con film transparente y dejarla en la nevera durante 2 horas aproximadamente.

HORNEADO DE LA MASA
  1. Sacar la masa de la nevera un rato antes del horneado para que se atempere.
  2. Estirarla entre dos papeles de cocina con ayuda de un rodillo dándole forma rectangular, el tamaño tiene que ser más grande que el molde.
  3. Colocar la masa sobre el molde y ajustar con suavidad presionando la base y los laterales.
  4. Pasar el rodillo por el borde del molde para eliminar la masa sobrante.
  5. Meter en la nevera durante 40 minutos.
  6. Precalentar el horno a 175º con calor arriba y abajo.
  7. Sacar la masa de la nevera, cubrir con papel de horno y colocar por encima bolas de cerámica o legumbres.
  8. Hornear durante 15 o 20 minutos. Sacar del horno, quitar el peso y hornear 5 minutos más.

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE ALMENDRAS
  1. Batir la mantequilla con el azúcar. Podéis hacerlo manualmente o bien utilizar la Thermomix con la mariposa o la Kichenaid con la pala mezcladora.
  2. Cuando la mezcla esté homogénea echamos los huevos de uno en uno, no echar el segundo huevo hasta que el primero esté bien integrado.
  3. Añadir la almendra molida, seguir mezclando.
  4. Por último echar un poquito de ron. Reservar.


MONTAJE DE LA TARTA
  1. Sacar las peras del almíbar. Cortarlas longitudinalmente por la mitad quitando la parte central.
  2. Hacer cortes transversales en cada mitad de pera sin llegar al final para que no se desmonte al colocarla.
  3. Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  4. Una vez tengamos la masa que hemos sacado del horno y esté atemperada, extender el relleno por encima y, con ayuda de una espátula, colocar las peras. Cubrir con almendra laminada.
  5. Hornear durante 45 minutos.
  6. Sacar y dejar atemperar.
  7. Pincelar con el almíbar de las peras.
  8. Servir templada o fría.




miércoles, 19 de enero de 2022

ALUBIAS PINTAS CON REPOLLO

Hay recetas que te llenan de nostalgia. Ésta es una de ellas. Cuando llegaban las largas y frías noches de invierno en Castilla ya sabíamos que, primero nuestra abuela y luego nuestra madre, pondrían un puchero al fuego con unas alubias -en este caso las conocidas como “pintas”- y una col o repollo. Era el clásico plato de cuchara barato que te daba energía gracias a esta legumbre con pintas granate y un alto contenido en hierro. Invierno tras invierno la historia se repetía y, a pesar de que la alimentación ha variado a lo largo de los años, hay cosas que no han cambiado y, una de ellas, es la de hacer un buen puchero de alubias pintas con repollo. ¿Nostalgia? Quizás, pero sigue siendo un buen remedio contra el frío.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 250 g de alubias pintas
  • Un cuarto de repollo
  • Una zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Una cucharadita de pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • ¼ de cebolla

PREPARACIÓN
  1. Poner  las alubias pintas a remojo la noche anterior.
  2. Lavarlas bien y echarlas en la olla exprés junto con la hoja de laurel, la sal, la zanahoria entera, la cebolla y el repollo troceado.  Cubrir de agua y poner a hervir  durante 15 minutos. El tiempo es aproximado pues dependerá de la calidad de las alubias, de la dureza del agua y de la olla exprés utilizada.
  3. Sacar de la olla la zanahoria, el trozo de cebolla y unas poquitas alubias con un poquito de caldo. Triturar con la batidora y añadir a la olla para que espese la salsa. Añadir la sal. Poner nuevamente al fuego y agitar la olla sin remover para que el potaje espese.
  4. Poner un chorro de aceite de oliva en una sartén, freír 2 dientes de ajo y retirar. Dejar enfriar un poquito el aceite y añadir la cucharadita de pimentón. Añadir a la olla. Servir bien caliente.