miércoles, 16 de octubre de 2019

VASITOS DE TRES CHOCOLATES


Todo llega. Solo es cuestión de esperar, de tener un poco de paciencia, concepto que no suele encajar con la inmediatez y las prisas que tienen los jóvenes. Mi hija y sus amigas, que habían degustado un montón de veces este postre, me pedían, casi me exigían, que pusiésemos la receta en el blog. Bueno, pues ahí la tienen. Vamos a ver ahora cuánto tardan ellas en hacer el postre, pues una cosa es comerlo sin despeinarse y otra muy distinta es arremangarse y ponerse manos a la obra. Aunque parezca complejo por aquello de montar las capas de chocolates de distintos colores, en realidad es más fácil de lo que parece y el resultado es espectacular. Ni que decir tiene que esta receta es para los muy chocolateros.

RECETA

.
INGREDIENTES (para 22 vasitos)

   PARA LA CAPA DE CHOCOLATE NEGRO
  • 150 g de chocolate negro
  • 60 g de azúcar
  • 250 g de nata para montar (35% de materia grasa)
  • 250 g de leche entera
  • 1 sobre de cuajada 
   PARA LA CAPA DE CHOCOLATE CON LECHE
  • 150 g de chocolate con leche
  • 40 g de azúcar
  • 250 g de nata para montar
  • 250 g de leche entera
  • 1 sobre de cuajada 
   PARA LA CAPA DE CHOCOLATE BLANCO
  • 150 g de chocolate blanco
  • 250 g de nata para montar
  • 250 g de leche entera
  • 1 sobre de cuajada

PREPARACIÓN TRADICIONAL

    1. DE LA CAPA DE CHOCOLATE NEGRO
  • Disolver el sobre de cuajada en 100 g de leche removiendo para que se disuelva bien.
  • En un cazo poner los 250 g de nata, la leche restante y el azúcar al fuego. En el momento que empiece a hervir echar el chocolate negro troceado y remover con unas varillas hasta que se deshaga. No tiene que hervir.
  • Añadir la cuajada disuelta y remover a fuego medio durante 2 o 3 minutos.
  • Repartir en los vasitos y esperar hasta que la capa quede cuajada. Nosotras lo hemos echado en los vasitos ayudadas de ese artilugio que permite echar con precisión la misma cantidad en cada vaso sin que se ensucien las paredes. Se puede hacer sin él con un poco de cuidado.

   2. DE LA CAPA DE CHOCOLATE CON LECHE
  • Disolver el sobre de cuajada en 100 g de leche removiendo para que se disuelva bien.
  • En un cazo poner los 250 g de nata, la leche restante y el azúcar al fuego. En el momento que empiece a hervir echar el chocolate con leche  troceado y remover con unas varillas hasta que se deshaga. No tiene que hervir.
  • Añadir la cuajada disuelta y remover a fuego medio durante 2 o 3 minutos.
  • Echar sobre la capa de chocolate negro y esperar a que cuaje.

   3. DE LA CAPA DE CHOCOLATE BLANCO
  • Disolver el sobre de cuajada en 100 g de leche removiendo para que se disuelva bien.
  • En un cazo poner los 250 g de nata y  la leche restante  al fuego. En el momento que empiece a hervir echar el chocolate blanco  troceado y remover con unas varillas hasta que se deshaga. No tiene que hervir.
  • Añadir la cuajada disuelta y remover a fuego medio durante 2 o 3 minutos.
  • Echar sobre la capa de chocolate con leche y esperar a que cuaje.
  • Cuando estén fríos decorar con unos fideos de chocolate.
.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner  en el vaso el chocolate negro troceado, el azúcar, la leche, la nata y el sobre de cuajada. Programar 7 minutos a 90º en velocidad 5.
  2. Echar en los vasos y esperar a que cuaje.
  3. Sin lavar el vaso, echar el chocolate con leche troceado, el azúcar, la leche, la nata y el sobre de cuajada. Programar 7 minutos a 90º en velocidad 5.
  4. Echar en los vasos y esperar a que cuaje.
  5. Lavar el vaso y echar el chocolate blanco, la leche, la nata y el sobre de cuajada. Programar 7 minutos a 90º en velocidad 5.
  6. Echar en los vasos y esperar a que cuaje.
  7. No mover los vasos hasta que estén cuajados, entonces meter en la nevera.
  8. Nosotras lo hemos echado en los vasitos ayudadas de ese artilugio que permite echar con precisión la misma cantidad en cada vaso sin que se ensucien las paredes. Se puede hacer sin él siempre que se haga  con un poco de cuidado.



miércoles, 9 de octubre de 2019

PATÉ DE TOMATES DESHIDRATADOS


Dos recetas por el precio de una. Las fotos corresponden a un paté de tomates deshidratados sobre una rebanada de pan untada de queso y unos piñones por encima. Vamos, el sueño de cualquier vegetariano. Es una de las recetas. Pero previamente hemos deshidratado los tomates nosotras mismas. Es la otra receta. Para hacerlo hay varias opciones que os detallamos. Nosotras hemos utilizado un aparato que sirve para deshidratar frutas y verduras. También se puede utilizar el horno de casa dejando los productos durante horas y a muy baja temperatura. Quién tenga prisa y pocas ganas de trabajar siempre puede comprar los tomates deshidratados que venden en cualquier supermercado. El siguiente paso –que está al alcance de cualquier criatura- es hacer el paté y dejar boquiabiertos a vuestros invitados. Lo podéis servir a modo de aperitivo o también para acompañar una plato de pasta.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 200 g de tomates deshidratados en aceite de oliva
  • 40 g de nueces peladas
  • 40 g de almendras (sin tostar) peladas
  • 1 diente de ajo sin el germen
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 12 cucharadas de aceite (aprovechar el aceite del bote de los tomates)
  • Orégano, romero, salvia (al gusto)
  • Piñones para coronar la tostada

¿CÓMO DESHIDRATAR LOS TOMATES?
  1. Lavar, secar y cortar los tomates por la mitad, eliminar las semillas y el máximo de humedad secándolos con papel de cocina.
  2. Condimentar los tomates con un poquito de sal (opcional) y las hierbas aromáticas que más os gusten, romero, tomillo, orégano, albahaca.
  3. Ahora tenemos tres opciones:

  • OPCIÓN 1: Para secarlos con una deshidratadora, se colocan en la máquina durante un tiempo que va de 6 a 9 horas (dependiendo de la maquina, del tamaño y de la cantidad de tomates) hasta que estén secos. Una vez secos se conservan en botes de cristal, con hierbas aromáticas y cubiertos de aceite de oliva. Si queremos que nos duren más tiempo herviremos los botes al baño maría. 
  • OPCIÓN 2: Para secarlos en el horno, se precalienta el horno con aire a una temperatura de 50 o 60 º (nunca a más de esa temperatura) y colocar los tomates en una bandeja entre 4 y 6 horas, dependiendo de la cantidad y el tamaño de los tomates. Una vez secos se conservan en botes de cristal, con hierbas aromáticas y cubiertos de aceite de oliva. Si queremos que nos duren más tiempo herviremos los botes al baño maría. 
  • OPCIÓN 3: También es posible comprar los tomates deshidratados y envasados en aceite.


PREPARACIÓN DEL PATÉ
  1. Triturar todos los ingredientes  y poner sobre una tostada con la base de queso de untar que más os guste.
  2. Poner por encima unos piñones.