miércoles, 15 de junio de 2022

PIZZA DE PERA, QUESO E HIGOS

De entrada hay que decir que el mundo de las pizzas no acaba en las clásicas napolitana, cuatro quesos, carbonara, margarita, marinera…o incluso la hawaiana con piña que inventó en los años 50 del siglo pasado un griego afincado en Canadá. Esta última enfrentó a la Humanidad entera. Medio mundo estaba en contra. Los puristas, claro está. Y medio mundo pensó que no estaba tal mal y la aceptó. No pasó lo mismo con el trozo de chorizo que añadió el cocinero Jamie Oliver en una paella valenciana armando un revuelo descomunal. Aún no se lo han perdonado. Bueno, todo esto viene a cuento porque nosotras hemos hecho una pizza de pera, higos y queso. No se trata de un postre. Es una variación del popular plato italiano, sin más pretensiones. No hay ánimo ofensivo. Simplemente hemos querido experimentar con este contraste de sabores que, por cierto, no está nada mal.   


RECETA

.
INGREDIENTES PARA LA BASE

  • 350 g de harina Manitoba (harina de gran fuerza)
  • 150 /160 g sémola Rimacinata (sémola de grano duro)
  • 350 g de agua
  • 15 g de aceite
  • 8 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 10 g de sal

PREPARACIÓN DE LA BASE
  1. Poner el agua tibia con el azúcar y la levadura y remover. Dejar unos 10 minutos a que actúe la levadura y comiencen a hacer unas burbujas por encima.
  2. Tamizar los dos tipos de harina y mezclar con la sal.
  3. En un bol de la amasadora poner el agua con la levadura, el aceite y la harina. Con ayuda del gancho de la amasadora mezclar hasta que todo esté bien integrado y la masa se despegue de las paredes.
  4. Hacer una bola, untar un bol con un poquito de aceite y poner la masa  en el bol cubriéndola con papel film. Dejar en un lugar tibio y esperar a que duplique su tamaño (como mínimo una hora).
  5. Con las manos humedecidas hacer dobleces de fuera para adentro y estirando un poco la masa y dejar reposar 30 minutos.
  6. Repetir esta última operación tres veces. La masa quedará mucho más manejable.
  7. Poner el bol en la nevera durante 24 horas.
  8. Un par de horas antes de hacer la pizza, sacar la masa de la nevera formar tres bolas de 290 gramos.


INGREDIENTES PARA LA PIZZA
  • Pera Conferencia
  • Mozzarela en trozos
  • Gorgonzola
  • Miel
  • Higos
  • Nueces

PREPARACIÓN DE LA PIZZA
  1. Extender con las manos la masa presionando del centro hacia los laterales dejando un pequeño borde hasta obtener la medida deseada.
  2. Poner los trozos de mozzarella por encima. Añadir las rodajas de pera con la piel que habremos cortado con una mandolina. Encima poner los trocitos de queso Gorgonzola.
  3. Meter en el horno previamente calentado a 220 grados, calor abajo 15 minutos y 10 minutos más calor arriba y abajo para que se dore.
  4. Una vez la pizza fuera del horno poner un hilo de miel, unas nueces peladas y los higos cortados a rodajas.
  5.  Servir caliente.



4 comentarios:

  1. Pero ¿cómo no va a estar buena chiquilla? Es un manjar de dioses. Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola, pero qué delicia de pizza. Con todo lo que lleva tiene que estar tremenda, me gusta mucho, un beso.

    ResponderEliminar
  3. La pizza tiene infinidad de posibilidades solo es cuestión de imaginación y gustos. Tu pizza está llena mucha imaginación y con esos ingredientes tiene que ser una delicia comerse un pedacito. Besinos

    ResponderEliminar
  4. Muy rica...una nueva versión.. pizza dulce....

    ResponderEliminar