lunes, 9 de noviembre de 2015

BIZCOCHO BLANCO


Cuentan los libros de Historia que allá por los años  treinta surgió en la URSS un movimiento obrero que buscaba conseguir que los trabajadores aumentaran voluntariamente la producción para dejar en ridículo al mundo mundial y poder decir que nosotros –ellos, los soviéticos, en este caso- eran lo más de lo más. Recibía su nombre de un minero, Alekséi Stajánov, que en un solo día extrajo 102 toneladas de carbón en una mina de Donetsk, superando en catorce veces la media de extracción diaria de un minero normalito. Stajánov no pudo chulearse durante mucho tiempo porque los otros mineros se picaron, entraron en competencia con él y a los seis meses un tal Nikita Izótov extrajo 607 toneladas de carbón en un solo turno. “Si tú eres bruto, Alekséi, yo lo soy cinco veces más”, diría Nikita.
Que ¿por qué os cuento esto? Pues porque nuestras gallinas felices, de las que os hablamos en un post anterior, no entienden de vacaciones ni de fiestas y no paran de poner huevos que se amontonan en una cesta de mimbre de la cocina. Hemos hecho huevos fritos, huevos rotos, huevos cocidos, escaldados, pochés…, pero somos incapaces de consumir la docena diaria que salen del gallinero. Lo cual me induce a pensar que igual nuestras gallinas tienen ascendencia rusa y se han propuesto explotarnos laboralmente y dejarnos en ridículo.

Bueno, a lo que iba. Que con las claras de los huevos de estas gallinas estajanovistas hemos hecho este bizcocho para dar salida a tanta producción, porque resulta que muchas recetas incluyen yemas de huevo, pero con las claras qué hacemos, ¿eh, qué hacemos? ¡Malditas gallinas!


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 6 claras de huevo.
  • 225 g de azúcar.
  • 110 g de harina.
  • 110 g de mantequilla.
  • Azúcar glas para espolvorear.

.
PREPARACIÓN TRADICIONAL
  1. Batir las claras a punto de nieve con un batidor eléctrico o a mano.
  2. Sin dejar de batir añadir el azúcar poco a poco.
  3. Incorporar la harina y la mantequilla previamente fundida al baño María o en microondas y mezclar con una espátula con movimientos envolventes.
  4. Verter esta preparación en un molde untado con mantequilla o spray.
  5. Meter en el horno precalentado a 180º durante 20 minutos. Comprobar si está bien hecho pinchando con una brocheta.
  6. Sacar del horno, dejar unos minutos y desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe.
  7. Una vez frío espolvorear con azúcar glas.
.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner la mariposa y echar las claras. Montarlas durante 6 minutos, 37º y velocidad 3 ½ .
  2. Sin parar la máquina añadir poco a poco la harina y la mantequilla previamente fundida al baño María o en microondas.
  3. Verter esta preparación en un molde untado con mantequilla o spray.
  4. Meter en el horno precalentado a 180º durante 20 minutos. Comprobar si está bien hecho pinchando con una brocheta.
  5. Sacar del horno, dejar unos minutos y desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe.
  6. Una vez frío espolvorear con azúcar glas.





18 comentarios:

  1. Qui tingués unes gallines així de treballadores, i unes mans com les vostres per fer aquests dolços tan delicats i, com us dic sempre, i ja per demanar, la vostra mirada fotogràfica! Petonarros!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo llamo bizcocho de claras. Es muy rico. Y sobre todo si lo haces en un molde lucido como tu.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Muy muy rico, y presentado que da gusto :)
    un beeesito

    ResponderEliminar
  4. Muy bien aprovechada la gran producción de huevos de vuestras gallinas "felices" aunque para esta receta solo aprovechas el 50% de los huevos.Desde luego con buena materia prima salen así de buenos vuestros pasteles.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte tienen con tanta producción!! Han probado hacer licor de huevo, es muy rico.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me encantan todos los bizcochos, este es parecido al genoves, tiene muy buena pinta, seguro está delicioso. Probaré.Beos

    ResponderEliminar
  7. Ummm, una delicia y más con huevos de vuestras gallinas, que son trabajadoras y felicísimas, jajaja! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. Qué rico!
    Tiene que quedar muy suave utilizando sólo las claras....
    Enhorabuena por vuestras gallinas felices!!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Como me encanta esta receta, debe estar buenisma!! y con
    huevos de tus gallinas mejor que mejor, gracias por la receta.
    Besos...

    ResponderEliminar
  10. No te quejes de las gallinas, ya quisieramos todas tener gallinas y huevos caseros!! además si te sobran les regalas unos pocos a los vecinos...jajaj. Un bizcocho delicioso!! Bs.

    ResponderEliminar
  11. Rico, rico, se ve muy tierno, debía estar muy rico. Bss.

    ResponderEliminar
  12. El nombre ya me seduce, y la pinta ni te cuento, un bizcocho de lo mas delicioso, y cuida mucho a esas gallinas rusas, tienes un tesoro, besotes.

    ResponderEliminar
  13. Me encantan tus gallinas estajanovistas.Pero sí, es un problema. Doce huevos al día! Yo tengo problemas para gastar media docena por semana, que son los que me regala la frutera jajajajaja si me das una docena al día pongo un puesto ambulante. De huevos... o de bizcochos.

    ResponderEliminar
  14. Genial la introducción de la receta! Me imagino a las gallinas en plan obrero ruso... En casa solo entran huevos de gallinas felices, no hay punto de comparación con los otros. El bizcocho es una gran opción para aprovechar las claras de una manera deliciosa! Besos

    ResponderEliminar