miércoles, 27 de marzo de 2019

PAN DE PYREX


El principio de todos los aprendizajes tiene que ser sencillo para que la gente no se desanime. En el complejo mundo de la elaboración de pan también hay que empezar por lo más elemental. Luego ya vendrán retos más complejos. Eso viene a cuento porque la receta de hoy, el Pan de Pyrex, siempre suele salir bien. Es fácil, rápida y de un resultado espectacular. Eso nos ha animado a seguir con las manos en la masa, razón por la cual nos hemos matriculado a un curso de panes caseros. Alguien podrá pensar que, con la cantidad de buenos profesionales y variedad de panes que hoy en día se elaboran, hacerse una misma el pan es una tontería. No, no es lo mismo comprar que crear. Ver crecer un pan a partir de cuatro ingredientes que tú has trabajado con tus propias manos no tiene nada que ver con comprar un producto elaborado por otros. Si lo probáis os animaréis.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 310 g de harina normal
  • 175 g de agua
  • 8 g de sal (1 cucharadita de postre)
  • 15 g de levadura fresca
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva

.
PREPARACIÓN TRADICIONAL
  1. Echar el agua y el aceite en un recipiente que pueda ir al microondas y meterlo durante unos segundos hasta que esté tibio unos 37 grados (no llegar a los 40 grados ya que la levadura perdería efectividad).
  2. Incorporar la levadura y mezclar bien.
  3. Añadir la harina y la sal y mezclar con una espátula o una rasqueta de panadería.
  4. Cuando empiece a hacerse una bola echar la mezcla en la encimera en la que previamente habremos espolvoreado un poco de harina, amasar  hasta que la masa no se pegue a los dedos y darle forma redonda.
  5. Untar la fuente de pyrex de aceite de oliva y colocar la masa.
  6. Espolvorear ligeramente un trapo de cocina limpio  y tapar la fuente con él, el trapo no debe estar en contacto con la masa, de esta forma la masa quedará ligeramente enharinada por encima de la harina que desprenda el trapo. Dejar reposar durante 1 hora y media.
  7. Hacer unos cortes en la superficie con una cuchilla, un cúter o un cuchillo bien afilado. Tapar  la fuente con la tapadera untada también de aceite y meter en el horno frío.
  8. Encender el horno a una temperatura de 220º, calor arriba y abajo y  meter en el horno durante 40-45 minutos. Sacar cuando esté dorado el pan y dejar enfriar sobre una rejilla.
.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner en el vaso el agua, el aceite y la levadura y programar 2 minutos 37º, velocidad 2.
  2. Añadir la harina y la sal y mezclar unos segundos en velocidad 6.
  3. Programar 2 minutos a velocidad espiga.
  4. Sacar la masa con las manos ligeramente enharinadas y ponerla en la encimera en la que también habremos espolvoreado un poco de harina, si la masa es pegajosa amasar unos minutos más hasta que no se nos pegue en las manos y darle forma redonda.
  5. Untar la fuente de pyrex de aceite de oliva y colocar la masa.
  6. Espolvorear ligeramente un trapo de cocina limpio  y tapar la fuente con él, el trapo no debe estar en contacto con la masa, de esta forma la masa quedará ligeramente enharinada por encima de la harina que desprenda el trapo. Dejar reposar durante 1 hora y media.
  7. Hacer unos cortes en la superficie con una cuchilla, un cúter o un cuchillo bien afilado. Tapar  la fuente con la tapadera untada también de aceite y meter en el horno frío.
  8. Encender el horno a una temperatura de 220º, calor arriba y abajo y  meter en el horno durante 40-45 minutos. Sacar cuando esté dorado el pan y dejar enfriar sobre una rejilla.



7 comentarios:

  1. Con lo panera que soy yo... Que rico tiene que estar.

    ResponderEliminar
  2. Que buen pan has preparado y viendo ese chorizo al lado... doy por hecho que no quedo nada de nada. Aquí desde luego duraría muy poco, uno empieza picoteando y cuando te das cuenta no quedan ni las migas. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Esta receta tuya me ha servido de inspiración para hacer otro pan, en realidad bastante diferente (integral, con masa madre y mucha hidratación) pero utilizando tus ideas del molde de pyrex engrasado (¡que le ha dado una forma genial!) y la técnica de meter el pan en el horno frío, que nunca había probado.
    Me ha gustado mucho el resultado, y creo que si lo tuneo un poco más a mi gusto me va a quedar un nuevo básico en mi cocina.
    ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola chicas!! El mundo del pan es un mundo mágico, sin duda. A mí me costó tiempo en darle el toque al pan, me quedaban mal hasta los sencillos, ja, ja, pero la persistencia, hizo que al final, se me quitara el miedo a las masas, y con un poco de mimo y cuidado, al final te da más de lo que esperas. Sólo saber que de esos cuatro ingredientes, sale pura magia, el olor, el aroma, la textura de la miga...¡¡uf!! No hay nada como el pan horneado en casa. Y para gran muestra, este fantástico pan e pyrex. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Sin duda hacer pan es mágico y para mi es una de las cosas que mas satisfacción me da en la cocina. Voy a probar a hornearlo como lo indicas iniciando con el horno frío, no sabía de esta forma.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Me emncaen el bodegón que has montado, pero ese pan se ve delicioso. Lo tengo que hacer otra vez, hace mucho que lo hice.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que pinta más buena, tiene ese pan.
    Un beso

    ResponderEliminar