domingo, 5 de mayo de 2013

SOPA GRATINADA DE CEBOLLA


Estaba frente a mí, desafiante. Hoy te haré llorar, parecía decirme. Y yo, que lo sabía, me refugié en Internet para ver qué trucos había para evitar de una vez por todas llorar a la hora de cortar una cebolla. Lo primero que me llamó la atención fue la imaginación desbordante de la gente. No conocen barreras. Muchos trucos no tenían la menor base científica, pero todo era cuestión de probar. Ahí van. Unos decían que había que cortar la cebolla dentro de una vasija usando un cuchillo super afilado, o bien hacerlo debajo de un chorro de agua fría, pero mejor si has metido la cebolla en el frigorífico durante unas horas. ¡Por el amor de Dios! ¡Si era una cebolla, no una mártir! Seguí leyendo. Un sádico recomendaba humedecer con vinagre la tabla sobre la que íbamos a cortar la cebolla-mártir. Encender una vela y permanecer en silencio mientras rebanábamos a la mártir, ¡ay no!, a la cebolla. También decían que era bueno ponerse en la boca una cucharita de plata o de acero inoxidable mientras cortas; mascar chicle o comer un trozo de pan al tiempo que te ensañas con ella; o respirar sólo por la boca durante todo el proceso y a ser posible sacando la lengua y no metiéndola hasta no terminar la faena. O sea, relamiéndote de placer mientras acabas con la cebolla-mártir que a estas alturas ya está lamentando su mala fortuna porque yo he decidido hacer una sopa con ella. Leyendo estos trucos acabé riéndome. Quizás el truco para no llorar al cortar una cebolla esté en leer los trucos.


RECETA

.
INGREDIENTES (para 4 personas)
  • 300 g. de cebollas.
  • Aceite de oliva.
  • 2 cucharadas soperas rasadas de harina.
  • 1 litro de agua.
  • 3 cucharadas soperas de vino banco.
  • Unas rodajas de pan cortado finito (preferentemente del día anterior).
  • Queso rallado.
  • Sal.
.
PREPARACIÓN
  1. Echar en una cazuela un chorrito de aceite de oliva y, cuando esté caliente, añadir la cebolla cortada en rodajas muy finas, dejando que se dore.
  2. Agregar la harina espolvoreando sobre la cebolla, dar unas vueltas y añadir el agua, el vino blanco y la sal.
  3. Dejar cocer a fuego lento unos 8 minutos.
  4. Mientras tanto cortar  unas rebanadas de pan muy finas. Esas rebanadas se tuestan o se fríen según se prefiera.
  5. Echar la sopa en cazuelitas individuales o en un recipiente apto para el horno.
  6. Colocar las rebanadas de pan por encima, añadir el queso rallado y meter en el horno hasta que esté gratinada.






58 comentarios:

  1. Con lo rica que tiene que estar¡¡¡ y lo que hay que sufrir para hacerla¡ jaja. Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probsdo un crema de cebolla gratinada

    habrá que probarlo

    ResponderEliminar
  3. me encanta esta sopa, pero nunca la he gratinado!!! y ademas esta riquisima
    saludos

    ResponderEliminar
  4. que deliciosa sopa de cebolla que nos has preparado.

    ResponderEliminar
  5. Que buena tiene que estar esa sopa de cebolla,
    Yo hago una parecida, pero esta la supera.

    saludos

    Maria

    ResponderEliminar
  6. es mi sopa favorita, no me canso de comerla, jaja. Deliciosa!

    ResponderEliminar
  7. Se ve deliosa, como todo lo que prepararas :)

    Por cierto, la cebolla hace llorar debido a los gases que emana, que nos resultan irritantes. Por eso el mejor sistema para evitarlo es aumentar la humedad, porque sus gases se mezclan con el agua y dejan de ser volátiles.
    Vamos, que cortarla debajo del chorro de agua funcionaría, pero me parece muy incómodo. Usar un buen cuchillo y mojarlo cada pocos cortes es bastante eficiente, y personalmente es lo que yo suelo hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, probaremos este método la próxima vez. Hay que evitar llorar por causas como esta.
      Un beso

      Eliminar
  8. Me encanta la sopa de cebolla,, es una de mis favorita, aunque la que yo tengo publicada es diferente. La próxima vez usaré tu receta, que debe estar buenísima.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Te ha auedado genial! Tiene una pinta estupendaaa!! Jejejee, yo cuando me acuerdo, respiro por la boca, no se si será, pero creo que no lloro :)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Me están entrando ganas de prepararla. Sólo me faltan, aunque no me lo puedo creer mi yo, son las cazuelitas individuales para prepararla.

    ResponderEliminar
  11. Deliciosa, tiene que estar deliciosa. Gracias por compartirla con todos nosotros. Besos y feliz día.
    Carmen
    http://huevoypelao.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  12. Qué delicia de plato!!!! COn lo rico que debe estar merece la pena llorar un poco, jajaja. Eso siempre pienso yo de la cebolla!

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la sopa de cebolla y tu receta es genial.Besos.

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja, muy buenos algunos trucos... yo creo que depende de cebollas, porque a veces lloro y otras no...
    Sea como sea, con lágrimas o sin ellas, el caso es que me he guardado la receta porque a mi que me encantan las sopas y estos ingredientes los tengo siempre en casa, me puede sacar de más de un apuro.
    Un saludo
    Angi

    ResponderEliminar
  15. Receta genial, fotos alucinantes, menaje de lujo, alucino con vuestro blog....AMAZING


    MARINA

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja, yo no tengo truco, me harto de llorar, pero no llaméis martir a la cebolla, es requetemala la .... mira que hace sufrir. Que rica esa sopa, y que maravilla de fotos, nunca me cansaré de decirlo. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  17. Quins estris de cuina antics més preciosos!!! Una abraçada!

    ResponderEliminar
  18. Suelo usar el método que comenta Laura de mojar el cuchillo con frecuencia y no funciona mal (y es cómodo), aunque me gusta el vuestro de pensar en las excentricidades que se le ocurren a la gente, aunque se puede llorar de risa. Mi truco con la sopa de cebolla es usar Oporto en lugar de vino blanco. Probadlo algún día, espero que os guste (a mí me encanta). Un abrazo: Sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra cosa que cambiaremos en nuestra próxima sopa de cebolla. El vino blanco por el vino de Oporto, seguro que está buenísima.
      Gracias eres un Sol

      Eliminar
  19. no me importa llorar un poco con tal de comerme una rica sopa de cebolla como la que nos ofreces hoy,rica a mas no poder
    buena semana

    ResponderEliminar
  20. Chicas, una receta distinta y muy rica.
    La anotamos para probar.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Queridas que sopa más deliciosa. La sopa de cebolla me encanta y cuando la probé por primera vez me sorprendió porque iba un poco obligada a comerla y al final no dejé nada de nada.
    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  22. Ufff que rica!!!! De lujo. ..
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Te falta el truco de las gafas de soldador o las de buceo, claro que también puedes mandar a alguien que te corte la cebolla y así te evitas llorar de todas todas jajaja.
    Me encanta la sopa de cebolla (tengo un par en el blog) y la vuestra tiene una pinta como para dejar el plato rebañao.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. La pobre que te quería hacer llorar... jajaja Te ha quedado genial y ya la presentación todo un lujo.

    besos

    ResponderEliminar
  25. Pues a mi la sopa de cebolla me encanta, aunque no se porqué parece pasada de moda.
    El mejor truco para no llorar es ponerse unas gafas de bucear, jajaja, no falla, el problema es que te acuerdas a mitad de la cebolla y total como ya estás llorando no merece la pena el numerito...
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  26. ME LLAMA MUCHÍSIMO LA ATENCIÓN ESTA SOPA..Y TIENEN RAZON LA PRESENTACIÓN PRECIOSA.BESINES

    ResponderEliminar
  27. Qué buena sopa, a mí me gustan todo el año y la presentación y las fotos, como es habitual, de exposición. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  28. No la he probado nunca, ya es hora, me llevo la receta. Las fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
  29. Cómo me gusta la sopa de cebolla!! pero nunca me he atrevido a hacerla para no mancillar la de mi madre... tal y como la explicas hay que probarla!

    Y lo de cortarla... alguien no ha acudido a internet para consultar trucos para no llorar? Jajaja!!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  30. Esta es una de nuestras sopas favoritas. Nosotros, desde hace unos meses, le añadimos una cucharada de mostaza de Dijon (lo vimos en un programa de cocina francesa del Canal Cocina) y no veas qué diferencia.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  31. mmmm, tiene una pinta estupenda con el gratnado! un besico

    ResponderEliminar
  32. Que buena pinta tiene!!!!!!!! y esa olla de fondo las tenía mi abuela, me has echo pensar en ella. Un besote

    ResponderEliminar
  33. me ha encantado la receta, las fotos y me has hecho llorar pero de risa...;). una pinta estupenda!! Besets
    Raysa

    http://lavieenrose-arcoiris.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  34. Desde luego con esta pinta tan rica,si hay que llorar se llora....la recompensa vale la pena.
    Besets.

    ResponderEliminar
  35. Nos encanta la sopa de cebolla!! Esos días de frío entran genial. La idea de hacerla gratinada es muy buena! Saludos 'especiados'

    ResponderEliminar
  36. Qué rica después de la de ajo es la que más me gusta. Para disfrutar. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  37. nunca la he comido, pero me están dando unas ganas.......
    Besosss

    ResponderEliminar
  38. Es una sopa rica rica, con el gratinado incluido. Mi madre corta la cebolla sin hablar durante el proceso y no llora nada. A mí me da igual llorar por una cebolla, tampoco me saca la plañidera que llevo dentro, así que no me molesta. Un besote.

    ResponderEliminar
  39. Qué sopa tan rica y lo de llorar está bien así limpias los ojos, jeje... Besos

    ResponderEliminar
  40. Hola Dlb hermosa la pagina y que rico todo. Me gustaria si me pudieran anadir

    ResponderEliminar
  41. Por cierto chicas, tenéis un detallito esperando en mi cocina, pasaos a recogerlo cuando queráis...

    Besos!

    ResponderEliminar
  42. Mas que bom aspecto e que forma diferente para apresentar uma sopa. Perfeito!

    beijos

    ResponderEliminar
  43. La verdad que hay trucos muy absurdos, jejeje, es más difícil ponerlos en práctica a veces que cortar cebolla sin llorar.
    La receta me ha encantado, tomo nota.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  44. Ahora ya sabré qué responder cuando mi madre me diga: Hoy que estás en casa, ¿qué te apetece comer? Esta será mi próxima elección

    ResponderEliminar
  45. riquisiimaa y calentita , ummmm divina! muaskkk-!

    ResponderEliminar
  46. Excelentes fotografías, ¡me recuerdan a la cocina del pueblo de mi abuela!
    A mi la cebolla me afecta fuertemente, pero lucharé con ella para intentar la receta.

    ResponderEliminar
  47. Me encanta la sopa de cebollas y ahora que las noches están enfriando provocan mucho más.

    ResponderEliminar
  48. Me encanta la receta y la presentación ,
    Besos cris y laura

    ResponderEliminar
  49. esta sopa me chifla, esta de lo mas rica!
    besos

    ResponderEliminar
  50. Que buena la sopa de cebolla hace tiempo que no la preparo, me la has recordado. Me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Es verdad que los "trucos" con la cebolla dan para varios libros... y el caso es que ninguno termina de funcionar del todo: yo creo que con la cebolla hay que asumir que se llora, y ya está.
    Esta sopa es una delicia, me encanta!

    ResponderEliminar
  52. Un plat de sempre q es mereix les llàgrimes q fa caure en preparar!!!

    ResponderEliminar