miércoles, 30 de noviembre de 2016

DOS MILLONES DE VISITAS, DOS MILLONES DE GRACIAS


Nuestra vida está regida por números. La fecha de nuestro nacimiento. Las notas del colegio, el instituto, la universidad. El DNI. El número de la tarjeta de la Seguridad Social. El de la libreta de ahorro o cuenta bancaria. El día de nuestra boda y el del nacimiento de nuestros hijos. La matrícula del primer coche. Y, últimamente, las contraseñas de teléfonos, tabletas y ordenadores. Todo gira alrededor de las cifras. Los blogs, también. El servicio de estadísticas de cada uno cuenta, detalla el volumen de visitas, su procedencia, los comentarios y cuáles son las entradas más vistas. Lo hace por sí solo. Los humanos no intervenimos para nada. Y ahora resulta que este contador interno del blog Juegodesabores.es nos dice que hemos llegado a los dos millones de visitas. ¡Increíble!. Cuando nos metimos en esta aventura desconocíamos el alcance que tendría nuestra iniciativa. Lo hicimos un poco para los amigos que nos pedían recetas y para que se ahorrasen el tener que escribirlas. Pero ahora resulta que aquel grupo de amigos/as se ha multiplicado hasta extremos inconcebibles. Dos millones de visitas es una cifra mágica, redonda, que nos estimula a seguir por este camino. A todos los que se han asomado a esta página web sólo podemos decirles: dos millones de gracias.



viernes, 25 de noviembre de 2016

CANELONES DE ESPINACAS, MORCILLA Y PIÑONES


Una fuente de canelones es sinónimo de fiesta. Antiguamente solían comerse en fechas especiales y los restaurantes con pretensiones los incluían en sus cartas. Todavía ahora, los canelones que se hacen el día de Sant Esteve en Cataluña son toda una tradición. Ahora que tanto se habla de la cocina de aprovechamiento, no está de más recordar que los de Sant Esteve se hacen a partir de las carnes que han sobrado de la comida de Navidad. 
Canelones los hay de cien variedades distintas. Todo depende del relleno porque, en realidad, el canelón es una plancha de pasta de forma rectangular que puede rellenarse de carnes, pescados o verduras, y que se enrolla en forma de cilindro que posteriormente se gratinará en el horno. De estas cien y una maneras distintas de preparar este plato nosotras os proponemos hacerlos de espinacas enriquecidos con una morcilla de cebolla  y unos piñones que le dan un contrapunto festivo, justo el necesario para convertirlo en una comida de domingo.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 35 placas de canelones.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 morcilla de cebolla.
  • 800 g de espinacas frescas.
  • 50 g de piñones.
  • Bechamel.
  • Queso Parmesano.
  • Sal.
.
PREPARACIÓN
  1. Lavar  bien las espinacas, escurrir y trocear. Poner en una cazuela amplia sin añadir nada de agua, pues se harán fácilmente con el agua que sueltan. Añadir  un poco de sal. Cuando estén hechas pasar a un colador y reservar.
  2. Picar la cebolla en trocitos muy pequeños. En una sartén echar un chorro de aceite de oliva, cuando esté caliente añadir la cebolla y sofreír a fuego suave.
  3. Quitar la piel de la morcilla y agregar a la sartén junto con los piñones. Rehogar bien.
  4. Incorporar las espinacas y dejar unos minutos más removiéndolo  para mezclar los ingredientes. Reservar.
  5. Cocer las placas de canelones siguiendo el tiempo indicado por el fabricante.
  6. Rellenar las placas con la mezcla de las espinacas, la cebolla, la morcilla y los piñones; enrollar y poner en una fuente de horno.
  7. Cubrir con bechamel, espolvorear con queso y gratinar hasta que se doren.