viernes, 26 de junio de 2015

CUCHARITAS DE CHOCOLATE


Un tiesto colmado de cucharitas de plástico de colores en lugar de flores ya es llamativo de por sí, pero si estas cucharitas van colmadas de chocolate y encima bolitas, estrellitas y corazones de mil y un colores la atracción es total. La receta de hoy no es propiamente una receta al uso; es una diversión, un entretenimiento, un pasatiempo. Bueno, ahora me he pasado. Es una diversión cuando haces un par de cucharitas, pero cuando pretendes animar una fiesta infantil y obsequiar a cada asistente con una, la cosa cambia: hay que disponer de tiempo. También puede resultar adecuado  para despedidas de curso. Puede ser un buen recuerdo, aunque si se trata de repartirlas entre los alumnos de varias clases acabaréis hartos de hacer cucharitas de chocolate y os faltarán tiestos dónde colocarlas. De todas maneras, ahí os las dejo para que caigáis en la tentación. 

RECETA

.
INGREDIENTES
  • Chocolate fondant Nestle postres.
  • Cucharitas de plástico de colores.
  • Confites variados para decorar.

.
PREPARACIÓN
  1. Fundir el chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos para evitar que se queme. Remover con una espátula y cuando esté bien deshecho echarlo en un biberón para  que se pueda poner más fácilmente sobre las cucharas.
  2. Echar el chocolate sobre las cucharas con cuidado de no llenarlas demasiado, dar unos golpecitos con la cuchara sobre la mesa para que el contenido quede totalmente liso.
  3. Dejar enfriar un poquito el chocolate y decorar con confites de colores.





jueves, 18 de junio de 2015

HELADO DE CEREZAS


Como la Scarlett O’Hara de “Lo que el  viento se llevó”, yo también he exclamado: “A Dios pongo por testigo que no podrán derribarme. Sobreviviré, y cuando todo haya pasado, nunca volveré a pasar hambre, ni yo ni ninguno de los míos. Aunque tenga que mentir, robar, mendigar o matar, ¡a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre!”. Se me escapó esta frase tan cinematográfica cuando desenvolví el paquete de regalo y me encontré con una heladora. ¡Una HELADORA  NUEVA!. Lo escribo con mayúsculas para que se entere todo el mundo. Mi sueño, por fin hecho realidad. Ni joyas, ni pieles, ni viajes, ni un Clark Gable en sus mejores tiempos. Mi sueño era tener una máquina de hacer helados para saciar a toda mi familia; para que no se detuvieran ante las pastelerías o los puestos de helados de la ciudad y me implorasen con ojos de pedigüeño que les comprase uno. Se acabó. Sólo me acercaré a los puestos de venta de helados para tomar nota de sabores y para fijar en mi retina los colores allí expuestos. Luego correré a la cocina y copiaré, copiaré, copiaré. Cada día un sabor, cada día un color. Y los míos no volverán a pasar hambre de helados y me llamarán Scarlett. Me gusta. Suena bien. Empezaré por el de cerezas.

RECETA

.
INGREDIENTES (para 8 personas)
  • 500 g de cerezas.
  • 80 g de azúcar glass.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 1 yogurt griego.

.
PREPARACIÓN
  1. Deshuesar las cerezas, ponerlas en un bol y añadir el azúcar. Dejar macerar durante unas horas en la nevera.
  2. Triturarlas  junto con el yogurt, bien con batidora o con Thermomix hasta conseguir una mezcla cremosa.
  3. Poner la mezcla en la heladora siguiendo las instrucciones de cada aparato y meter en el congelador.
  4. En caso de no tener heladora poner la mezcla en el congelador durante 40 minutos, batirlo con una espátula y volver a meterlo en el congelador. Repetir la operación al menos 3 veces.