martes, 12 de diciembre de 2017

KRINGLE DE ESTONIA


Decidido. No se hable más. Este año el roscón de reyes será un Kringle de Estonia, un dulce de origen nórdico cuya receta se remonta al siglo XIII y que unos monjes católicos introdujeron en aquellas frías tierras. El kringle, palabra que quiere decir círculo o anillo, es un pastel trenzado de canela y frutos secos. Según tenemos entendido se suele comer en Navidad, pero también se acostumbra regalar para celebrar los cumpleaños. Equivaldría a nuestro roscón si en aquellas latitudes tuviesen la costumbre de celebrar el día de reyes, pero ellos son más de Santa Claus, Papá Noel. La elaboración del kringle es entretenida y nos recuerda cuando nos hacíamos trenzas en el pelo y competíamos por ver quién tenía la trenza más larga. Difícil elección como la que se nos plantea ahora. ¿Qué gustará más a la familia, el roscón de reyes o el kringle de Estonia?

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 30 g de azúcar
  • La piel de medio limón, sólo la parte amarilla
  • 120 g de leche
  • 30 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 15 g de levadura prensada fresca
  • 1 yema de huevo
  • 300 g de harina de fuerza
  • 1 pellizco de sal


   PARA EL RELLENO
  • 50 g de mantequilla, a temperatura ambiente.
  • 60 g de azúcar.
  • 2 cucharaditas de canela molida.
  • 50 g de nueces peladas.
  • 50 g de pasas de Corinto hidratadas con vino de Oporto.
  • 30 g de almendra molida.


   PARA EL GLASEADO
  • 20 g de clara de huevo.
  • 50 g de azúcar glass.

.
PREPARACIÓN TRADICIONAL
  1. Templar la leche (a unos 35 grados) y disolver en ella la levadura.
  2. Mezclar la harina, el azúcar glass, la ralladura de limón y la sal y poner en un bol o recipiente grande. Hacer un hueco en el centro a modo de volcán y echar la leche, la yema de huevo y la mantequilla en el centro.
  3. Ir mezclando bien todos los ingredientes recogiendo la parte sólida de los laterales hasta conseguir mezclar toda la harina.
  4. Poner la masa en el mármol y amasar unos minutos.
  5. Hacer una bola y dejar reposar dentro de un bol tapado con film transparente hasta que doble su tamaño, aproximadamente una hora.
  6. Mientras tanto preparamos el relleno derritiendo la mantequilla unos segundos en el microondas.
  7. Incorporar el resto de ingredientes del relleno, mezclar y reservar.
  8. Precalentar el horno a 180º.
  9. Cuando la masa haya doblado su volumen, poner sobre papel de hornear, extender la masa con un rodillo, formar un rectángulo de 50 X 40 cm (ver paso 1).
  10. Untar la masa con el relleno (ver paso 2), repartir las nueces y las pasas (ver paso 3) y enrollar por la parte ancha (ver paso 4). 
  11. Estirar un poquito el rollo para que al hacer el rosco no os quede muy pequeño el agujero (ver paso 5).
  12. Cortar el rollo por la mitad, a lo largo dejando unos centímetros de los extremos sin cortar (ver paso 6).
  13. Cruzar la masa a modo de trenza de manera que el corte quede hacia arriba y unir los extremos en forma de rosco o corona (ver paso 7).
  14. Poner una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y hornear durante 25 minutos en el horno previamente calentado a 180º.
  15. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  16. Preparar el glaseado mezclando el azúcar glass con la clara de huevo hasta que quede una mezcla blanca. Con una cucharita repartidlo por encima.
.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner el azúcar en el vaso y programar 15 segundos, velocidad 10.
  2. Añadir la piel de limón y programar 15 segundos, velocidad 10.
  3. Bajar los restos de las paredes con la espátula y añadir la leche, la mantequilla y la levadura y programar 1 minuto, 37º, velocidad 2.
  4. Incorporar la yema y programar 4 segundos, velocidad 3.
  5. Agregar la harina y la sal y programar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
  6. Retirar la masa del vaso y dar forma de bola.
  7. Dejar reposar dentro de un bol tapado con film transparente, hasta que doble su tamaño, una hora aproximadamente.
  8. Sin lavar el vaso, preparar el relleno, poner la mantequilla, el azúcar y la canela y programar 30 segundos, velocidad 2.
  9. Precalentar el horno a 180º.
  10. Cuando la masa haya doblado su volumen, poner sobre papel de hornear, extender la masa con un rodillo, formar un rectángulo de 50 X 40 cm (ver paso 1).
  11. Untar la masa con el relleno (ver paso 2), repartir las nueces y las pasas (ver paso 3) y enrollar por la parte ancha (ver paso 4). Estirar un poquito el rollo para que al hacer el rosco no os quede muy pequeño el agujero (ver paso 5).
  12. Cortar el rollo por la mitad, a lo largo dejando uno de los extremos sin cortar (ver paso 6).
  13. Cruzar la masa a modo de trenza de manera que el corte quede hacia arriba y unir los extremos en forma de rosco o corona (ver paso 7).
  14. Poner una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y hornear durante 25 minutos en el horno previamente calentado a 180º.
  15. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  16. Preparar el glaseado mezclando el azúcar glass con la clara de huevo hasta que quede una mezcla blanca. Con una cucharita repartidlo por encima.

.
PREPARACIÓN
    Si en vuestra cocina no hace mucho calor, llenad un recipiente hermético con agua caliente y colocad encima el bol con la masa tapado con un trapo de cocina. De este modo se acelerará el proceso de levado.



miércoles, 6 de diciembre de 2017

ALMENDRAS DE NAVIDAD


Una advertencia previa. Estas almendras de Navidad crean adicción. Lo decimos porque después de tantas comilonas la guinda suele ser una bandeja de turrones variados, polvorones y, entre unos y otros, inocentemente escondidas, esas almendras rellenas que acaban con la cintura y el régimen del más pintado. Su elaboración es muy fácil. Consiste en hacer una crema de avellana, almendra y chocolate que servirá para rellenar unas finas cáscaras de oblea. El proceso de relleno es entretenido porque hay que hacerlas una por una, un trabajo ideal para pasar cualquier tarde de frío invierno. La dificultad mayor es encontrar las cáscaras de oblea porque sólo las fabrican en muy pocos sitios. Gracias a “san google” localizamos un lugar donde las vendían. Hicimos el pedido hoy y al día siguiente el paquete estaba en casa. Sin espera nos pusimos manos a la obra siguiendo la receta del blog "La cuina de l’Olga", una buena amiga.

Si alguien está interesado en comprar las cáscaras de oblea podemos facilitarle la dirección.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 125 g de almendras tostadas.
  • 125 g de avellanas tostadas.
  • 80 g de azúcar glas.
  • 50 g de chocolate con leche.
  • 50 g de chocolate blanco.
  • Cascarillas de almendra para rellenar.

.
PREPARACIÓN
  1. Triturar las almendras y avellanas con el procesador de alimentos que tengamos para tal fin, añadir el azúcar glas y reservar en un bol.
  2. Fundir los chocolates al baño María y agregar a la preparación anterior.
  3. Mezclar bien hasta que quede una masa compacta, esta operación nos resultará más fácil con la mano utilizando un guante apto para cocinar.
  4. Dejar reposar la masa hasta que esté completamente fría.
  5. Rellenar las cascarillas una por una, luego juntar las dos mitades apretando un poquito para unirlas. 


.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner en el vaso de la Thermomix las almendras, avellanas y azúcar glas y triturar unos segundos en velocidad 7.
  2. Cuando esté bien triturado retirar del vaso y reservar en un bol.
  3. Sin lavar el vaso poner los chocolates, triturar unos segundos y programar 4 minutos, 37 º, velocidad 3.
  4. Dejar unos minutos con el vaso cerrado para que el chocolate se acabe fundiendo y agregar a la mezcla anterior.
  5. Mezclar bien hasta que quede una masa compacta, esta operación nos resultará más fácil con la mano utilizando un guante apto para cocinar.
  6. Dejar reposar la masa hasta que esté completamente fría.
  7. Rellenar las cascarillas una por una, luego juntar las dos mitades apretando un poquito para unirlas. 

.
CONSEJO
    Olga dice que se conservan durante un mes en un recipiente hermético, pero nosotras no lo hemos podido comprobar, porque nos las hemos comido antes.