martes, 29 de julio de 2014

VICHYSSOISE


Pese a su nombre evidentemente francés, la crema Vichyssoise nació en Estados Unidos gracias al talento, eso sí, de un chef de cocina francés, Louis Diat, que trabajaba en el hotel Ritz-Carlton de Nueva York. De hecho, Diat se inspiró en la sopa de puerro y patatas que le hacía diariamente su madre para desayunar. Se servía caliente incluso en verano, pero el futuro cocinero añadía leche fría a escondidas de su madre para hacer más comestible aquella “crême aux poireaux et pommes de terre” en los meses de riguroso verano. Esta es una versión de los hechos. La otra es que esta crema se sirvió fría por un fallo de los asistentes de Diat que, cuando llegó el momento de llevarla a la mesa, se dieron cuenta de que la tenían en el frigorífico y ya no había tiempo material para calentarla. Louis Diat pensó que, si él había “bautizado” la sopa de su madre con leche fría y estaba buena, no pasaría nada si se servía tal cual, sin calentarla. ¡Éxito total! El paso siguiente fue bautizar - en el sentido de darle nombre- a la sopa. Se dice que, como el cocinero había nacido en el pueblo de Bourbonnais-Montmarault, próximo a Vichy, pues no se lo pensó dos veces y le dio a la crema el nombre de la ciudad balnearia. Bueno, seguro que hay más versiones del hecho, pero ésta ya nos vale.


RECETA

.
INGREDIENTES (para 4 personas)
  • 300 g de puerro (sólo la parte blanca).
  • 250 g de patatas.
  • 50 g de aceite.
  • 50 g de mantequilla.
  • 700 ml de agua.
  • Sal.
  • Pimienta Blanca.
  • Nuez moscada.
  • 250 ml de nata para cocinar o leche evaporada.
  • Cebollino para decorar.
.
PREPARACIÓN TRADICIONAL
  1. Poner en una cazuela el aceite y la mantequilla, cuando esté caliente rehogar el puerro cortado en rodajas.
  2. Añadir el agua, las patatas peladas y cortadas en trozos, la sal y la pimienta y dejar hervir durante 20 minutos.
  3. Agregar la nata y la nuez moscada y dejar hervir unos minutos más a fuego lento.
  4. Triturar hasta conseguir una crema fina.
  5. Servir bien frío con un poquito de cebollino.


.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner el puerro cortado en el vaso de la thermomix y trocear unos segundos en velocidad 5.
  2. Agregar la mantequilla y el aceite y sofreir 12 minutos temperatura varoma velocidad 1.
  3. Añadir 200 g de agua y triturar a velocidad progresiva 5-7-9 durante un minuto.
  4. Echar las patatas troceadas y el resto del agua y salpimentar.
  5. Programar 20 minutos temperatura 100 velocidad 1.
  6. Esperar a que baje la temperatura para triturar un minuto a velocidad progresiva. 5-7-9.
  7. Agregar la nata y la nuez moscada y programar 5 minutos, temperatura 90 velocidad 3.
  8. Cuando baje la temperatura triturar un minuto en velocidad progresiva 5-7-9
  9. Servir bien frío con un poquito de cebollino.





jueves, 24 de julio de 2014

TOMATES CHERRY RELLENOS


A ver chicas, ¿quién de vosotras no ha jugado a las cocinitas en su niñez? Pues bien, hoy os proponemos volver a la infancia. Vamos a jugar a las cocinitas pero no vamos a utilizar cacharritos de aluminio, ni barro, ni hierbas del campo o insectos. Vamos a hacer cocina de verdad pero en miniatura. Usaremos tomatitos cherry. Los vamos a vaciar y luego los vamos a rellenar y el resultado será un miniaperitivo distinto. Una matada, ¿no? Mi hermana dice que si ponemos de aperitivo unas aceitunas rellenas de anchoa acabamos antes. Sí, pero no es lo mismo. Además se trata de matar las largas horas del verano como sea y ésta es una manera tan buena como otra cualquiera. Hay gente que le da por meter barcos en una botella. Pues bien, a nosotras nos da por meter calabacín, zanahoria y pepinillos en un tomate chiquitín. Pensáis que no cabe, ¿verdad? Pues haced la prueba. Os sorprenderéis.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • Tomates cherry (que no sean muy pequeños)
  • Medio calabacín.
  • Una zanahoria.
  • Ocho pepinillos en vinagre.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre.
  • Hierbas provenzales.
  • Tapenade (olivada).

.
PREPARACIÓN
  1. Escaldar los tomatitos en agua hirviendo 10 segundos e inmediatamente pasar a un recipiente que contenga agua fría con cubitos de hielo.
  2. Pelar el calabacín y la zanahoria y junto con los pepinillos cortar en trocitos muy pequeños.
  3. Aderezar con aceite, sal, vinagre y unas hierbas provenzales y reservar.
  4. Pelar, vaciar el interior del tomate con ayuda de un vaciador de tamaño pequeño y poner boca abajo sobre un papel de cocina para que pierdan el agua de su interior.
  5. Rellenar los tomatitos con la farsa reservada y poner sobre una base de tapenade (olivada), que puede ser casera o bien comprada.
  6. Adornar los cherries con una ramita de hierbabuena.