miércoles, 26 de agosto de 2015

HELADO DE LECHE MERENGADA


Hoy toca hablar del merengue, pero no de esa música surgida en la República Dominicana y que, junto con la salsa, es uno de los grandes géneros musicales bailables característicos de Latinoamérica, no. El merengue del que hablamos nos es más próximo. En Madrid, el merengue de color blanco es un postre tan típico que por extensión es el sobrenombre con el que se conoce a los jugadores y seguidores del Real Madrid.

Todo este preámbulo es para deciros que con mi nueva heladera  supersónica he hecho un helado de leche merengada de traca y vuelta al ruedo. Se acabó la eterna duda entre elegir como bebida refrescante del verano la horchata de chufa, la leche preparada o la leche merengada. El ingrediente principal, básico y obvio de la horchata es la chufa. Y entre la leche preparada y la merengada hay una diferencia sustancial y es que esta última lleva claras de huevo. La leche merengada ha adquirido una relevancia especial al convertirla en helado coronándola con su toque de canela. Ha pasado de ser una bebida de media tarde a ser un postre de lujo o una merienda de campanillas.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 300 ml de leche entera.
  • 4 claras de huevo.
  • 1 ramita de canela.
  • 60 g de azúcar.
  • 4 cucharadas de azúcar invertido.
  • La piel de un limón.
.
PREPARACIÓN
  1. Poner a calentar la leche con 40 g de azúcar, la canela y la piel de un limón (sin la parte blanca para evitar que amargue). Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y dejar que cueza durante 10 minutos removiendo de vez en cuando con una espátula.
  2. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  3. Una vez frío, colar la mezcla y ponerla en la nevera al menos dos horas.
  4. Montar las claras a punto de nieve con los 20 g de azúcar restantes. Añadir a la mezcla anterior junto con el azúcar invertido. Mezclar bien con una espátula y poner en la heladora, siguiendo las instrucciones de cada modelo.








miércoles, 19 de agosto de 2015

CREMA DE BRÓCOLI Y ZANAHORIA


Me subí a la máquina del tiempo; o sea, al ascensor, lugar en donde todo el mundo habla de los calores, los fríos, las lluvias y demás fenómenos meteorológicos con un aplomo que es la envidia de los hombres y de las mujeres del tiempo. Y cuando ya estaba a punto de decir aquello de “vaya veranito que estamos pasando” para romper el hielo, va la vecina del quinto que se las da de ricachona y me suelta: “Pues parece que alguien comerá brócoli, hoy”, con un cierto retintín. Me había descubierto. En realidad, la escalera -¡qué digo la escalera!- , toda la comunidad de vecinos olía a esta hortaliza de la familia de la coliflor y de la col de bruselas. Disimulé como pude; dije aquello tan socorrido de “pues no sé, porque tengo un ligero catarro de nariz” y puse cara de póquer. Salí del ascensor y cuando entré en la cocina me esperaba un magnífica crema de brócoli con zanahoria que había preparado horas antes. Esta crema puede comerse fría o caliente. O sea que la puedo hacer todo el año y a los vecinos que les den…brócoli, que es muy bueno para la salud y con zanahoria, ni te cuento.

RECETA

.
INGREDIENTES (para 4 personas)
  • Una cebolla.
  • Un diente de ajo.
  • Nuez moscada.
  • Brócoli.
  • 3 zanahorias.
  • 10 granitos de cominos.
  • 75 cl de agua.
  • 40 g de aceite.
  • Pimienta.
  • Sal.
    PARA ACOMPAÑAR:
  • Cuadraditos de pan frito
  • Unas ramitas de brócoli escaldadas en agua hirviendo.
.
PREPARACIÓN TRADICIONAL
  1. Poner el aceite en una cazuela y cuando esté caliente añadir la cebolla cortada en trocitos. Una vez sofrita, añadir las zanahorias y el brócoli limpios y cortados (reservando unos ramitos para adornar el plato). Agregar el agua y el resto de ingredientes y cocer a fuego lento unos 20 minutos.
  2. Una vez frío, triturar hasta que quede una crema fina y servir acompañado de pan frito y unas ramitas de brócoli escaldadas.

.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner en el vaso de la Thermomix el aceite, el ajo y la cebolla cortada a cuartos y programar 4 segundos en velocidad 4, bajar los restos con la espátula y sofreír durante 7 minutos 100 grados velocidad ½ .
  2. Añadir las zanahorias y el brócoli limpios y cortados (reservando unos ramitos para adornar el plato) y el resto de ingredientes y programar 20 minutos 100 grados velocidad ½. Cuando baje un poco la temperatura triturar en velocidad progresiva 7-9-10.
  3. Servir frío o caliente, acompañado de pan frito y unas ramitas de brócoli escaldadas.