miércoles, 18 de abril de 2018

MAGDALENAS DE CHOCOLATE


Aún recuerdo cuando de pequeñas íbamos al horno del pueblo a ayudar a hacer mantecados, marquesas, rosquillas de palo y magdalenas. Solíamos ir unos días antes de que empezara la Semana Santa y para nosotras era todo un acontecimiento. Previamente habíamos pasado por el gallinero para hacer acopio de huevos, la base de la repostería. La panadería cerró hace años porque en los pequeños y cada vez más despoblados pueblos de Castilla tienen poco futuro. Pero la tradición de hacer estos dulces continuó en casa, especialmente las magdalenas. Casi siempre  hacíamos las clásicas, pero desde hace unos años los más chocolateros de la familia nos han pedido que variásemos y que introdujéramos el chocolate. Al principio recelamos, pero parece que ya gustan a todos. Y en éstas estamos.


RECETA

.
INGREDIENTES (para 12 unidades)
  • 250 g de harina.
  • 3 huevos.
  • 200 g de azúcar.
  • 125 ml de aceite de girasol.
  • 300 g de nata para montar (35% materia grasa).
  • 10 g de levadura en polvo (2 cucharaditas).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • ½ cucharadita de bicarbonato.
  • 80 g de cacao en polvo sin azúcar.
  • Una pizca de sal.

¡.
PREPARACIÓN
  1. Con unas varillas eléctricas batir los huevos y el azúcar durante 5 minutos.
  2. Sin parar de batir añadir el aceite, la nata, el cacao y la vainilla.
  3. En un bol a parte, tamizar la harina y mezclar con la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal. Añadir a la mezcla anterior y mezclar hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.
  4. Echar la masa en cápsulas hasta las tres cuartas partes de su capacidad (ponerlas en un molde rígido). Dejar reposar 15 minutos en la nevera.
  5. Precalentar el horno a 220 º con calor arriba y abajo, cuando esté caliente bajarlo a 200º y hornear durante 14 minutos sobre la rejilla y en el segundo nivel.
  6. Sacar del horno, sacar del molde rígido y dejar enfriar sobre una rejilla.

.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
  1. Poner la mariposa. Echar los huevos y el azúcar y programar 3 minutos, 37º velocidad 3. Volver a programar 3 minutos a la misma velocidad, sin temperatura.
  2. Añadir el aceite, la nata, el cacao y la vainilla y mezclar 15 segundos en velocidad 3.
  3. Añadir la harina tamizada, la levadura, el bicarbonato y la sal y volver a mezclar 10 segundos a velocidad 6.
  4. Echar la masa en cápsulas hasta las tres cuartas partes de su capacidad (ponerlas en un molde rígido). Dejar reposar 15 minutos en la nevera.
  5. Precalentar el horno a 220 º con calor arriba y abajo, cuando esté caliente bajarlo a 200º y hornear durante 14 minutos sobre la rejilla y en el segundo nivel.
  6. Sacar del horno, sacar del molde rígido y dejar enfriar sobre una rejilla.





miércoles, 11 de abril de 2018

ENSALADA DE NARANJAS SANGUINAS



La que os presentamos es una ensalada de invierno porque es en esa época del año cuando las naranjas sanguinas –base del plato- están en su mejor momento. También es una ensalada que por sus ingredientes podríamos calificar de moruna. Que por qué decimos esto. Pues porque a parte de esas naranjas de un rojo intenso lleva dátiles, hierbabuena, canela, bastoncitos de almendra y agua de azahar. Todo este conjunto de olores y sabores nos traslada irremediablemente a los zocos marroquíes y así nos lo quisieron hacer sentir y vivir nuestros buenos amigos Cobi y Albert con quienes compartimos este primer plato, seguido de un memorable y delicioso cus-cus.

RECETA

.
INGREDIENTES (para 4 personas)
  • 4 naranjas sanguinas.
  • 8 dátiles.
  • 30 g de bastoncitos de almendra sin tostar.
  • Unas ramitas de hierbabuena fresca bien cortadita.
  • Una cucharadita de las de postre de agua de azahar.
  • Una cucharadita de las de café de canela.
  • El zumo de media naranja.

.
PREPARACIÓN
  1. Pelar las naranjas eliminando toda la parte blanca.
  2. Cortar en rodajas y colocar sobre una fuente, repartir sobre ellas los dátiles cortados y las almendras.
  3. Mezclar la canela y el agua de azahar junto con el zumo de media naranja y echar por encima así como la hierbabuena cortada.