lunes, 21 de abril de 2014

ROSCO DE LIMÓN


De vez en cuando, en mi cocina surge un volcán. Sus componentes siempre  están en los armarios de la cocina donde permanecen adormecidos, en estado latente. Pero a veces me da la ventolera, los reúno y me pongo a leer la fórmula mágica en el libro de los conjuros. El resultado es una explosión de dulzura que se desliza por las laderas como si fuese lava. Y es que la gracia de este pastel en forma de rosco está en el glaseado. Mezclando zumo de limón y azúcar glass obtenemos esta lava que no arrasa sino que endulza cuanto encuentra a su paso.

Este rosco no es propiamente un bizcocho al uso, suave, esponjoso. Es más compacto, como si todos los ingredientes quisieran permanecer eternamente juntos. En casa, gusta y por esta razón lo hemos subido a un pedestal para que compita con los demás volcanes de la Naturaleza.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 250 g de azúcar glass.
  • 4 huevos grandes a temperatura ambiente.
  • 1 yogur natural.
  • 300 g de harina.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1 limón.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • Una pizca de sal.
  • Spray o mantequilla para untar el molde.
.
INGREDIENTES PARA EL GLASEADO DE LIMÓN
  • 200 g de azúcar glass.
  • 50 ml de zumo de limón.
  • 50 ml de agua.
  • Ralladura de un limón.
.
PREPARACIÓN 
  1. Tamizar la harina, la sal y la levadura y reservar. 
  2. Poner en el vaso de la Thermomix  o en cualquier batidora eléctrica el azúcar y la mantequilla y batir en velocidad media  hasta que quede una mezcla cremosa. 
  3. Aparte, batir los huevos e ir incorporándolos en varias veces, a medida que se van integrando a la mantequilla seguir añadiendo el resto. 
  4. Agregar el extracto de vainilla y el yogur y cuando esté todo ligado echar el zumo del limón y la ralladura de éste.
  5. Mezclar bien e ir añadiendo la harina reservada junto con la levadura. Cuando todo esté bien integrado poner en un molde untado de mantequilla o spray y meter en el horno precalentado a 180º durante 45 minutos.
  6. Comprobar con una brocheta si está bien hecho.
  7. Sacar del horno y esperar unos diez minutos antes de desmoldar.
  8. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
.
PREPARACIÓN DEL GLASEADO
  1. Poner todos los ingredientes del glaseado en un cazo a fuego bajo e ir revolviendo suavemente hasta que el azúcar quede totalmente disuelto.
  2. Verter sobre la tarta y dejar enfriar.





martes, 15 de abril de 2014

SARDINA AHUMADA SOBRE PIMIENTO ASADO


Era noche cerrada. Fuimos a pescar sardinas y nos encontramos con una estrella, pero una estrella de mar. Ya teníamos lo más difícil de este plato: la estrella de mar. Lo otro, la preparación y el montaje de este aperitivo era coser y cantar.

Las sardinas son seres inocentes, van juntas a todos lados y cuando vislumbran luces en la superficie del agua van a curiosear y se emboban mirando lo que ellas creen es el Sol. En realidad son los potentes focos instalados en una barquichuela que hace de señuelo mientras una embarcación mayor echa las redes al mar y las rodea, las cerca. Lo siguiente ya os lo podéis imaginar: llegada a puerto, subasta, mercado, cocina. A partir de ahí, las sardinas pueden vestirse de blanco con harina y rebozarse (podéis ver la receta de las "sardinas rellenas de pimiento del piquillo"); nadar en aceite y vinagre en una piscina de escabeche; asarse al calor de las brasas; enlatarse cual humanos en un vagón de metro; o atufarse con humo. Esta es la manera que hoy os proponemos: sardinas ahumadas sobre pimientos asados. Humo sobre humo. Humo al cuadrado.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • Sardinas ahumadas (una por cada tapa).
  • Pimientos rojos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Eneldo.
.
PREPARACIÓN 
  1. Lavar y secar los pimientos. Ponerlos en una fuente de horno, regarlos con un chorrito de aceite y meter  en el horno precalentado a 180º durante 45 minutos aproximadamente, dependiendo del horno.
  2. Sacar, tapar con papel de aluminio y dejar enfriar.
  3. Pelar y reservar.
  4. Montar la tapa poniendo una tira de pimiento asado y encima la sardina ahumada. Regar con aceite de oliva y espolvorear con un poquito de eneldo.