miércoles, 18 de enero de 2017

BIZCOCHO DE ALMENDRAS


En casa tenemos un almendro y este año se ha mostrado generoso, todo lo contrario que el año pasado que, supongo que por razones climatológicas, nos enseñó su cara más avara, mezquina, obligándonos a pasar por el mercado para comprar almendras si queríamos hacer algún postre. Ahora vamos a aprovecharnos de su esplendidez. Es una forma de hablar, porque al fin y al cabo al hacer pasteles, dulces o bizcochos lo que hacemos es reconocer la importancia de la almendra en nuestra cocina. Ved si no este bizcocho que hoy os presentamos y que tiene un corazón de almendra molida en su interior y una cobertura de almendra laminada. Si hablásemos en  términos matemáticos diríamos que este bizcocho es una almendra al cuadrado. La receta no es una fórmula revolucionaria como la de Albert Einstein pero os aseguramos que contiene mucha energía.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 250 g de almendra molida cruda.
  • 230 g de azúcar.
  • 5 huevos.
  • 1 limón.
  • 50 g de almendras laminadas.
  • Mantequilla o spray para engrasar el molde.

.
PREPARACIÓN
  1. Precalentar el horno a 175º.
  2. Lavar bien el limón, secarlo y rallarlo.
  3. Mezclar la almendra molida con el azúcar y la ralladura del limón.
  4. Incorporar los huevos de uno en uno. No echar el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Esta operación puede hacerse de forma manual, con ayuda de un robot o con un mezclador de varillas.
  5. Untar un molde de tartas desmoldable con mantequilla o spray. Verter la mezcla, poner por encima las almendras laminadas y hornear durante 30 minutos aproximadamente.
  6. Comprobar si está hecho pinchando en el centro con una brocheta. Si no sale limpia, dejar unos minutos más.
  7. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
  8. No desmoldar hasta que esté frío, de lo contrario se rompería.



FUENTE: Cocina Lecturas Navidad nº 6



miércoles, 11 de enero de 2017

ENSALADA DE REMOLACHA Y GRANADA


Es inevitable. Cuando acaban las fiestas navideñas nos entran los remordimientos de conciencia. Siempre llegamos a la misma conclusión: hemos comido mucho, demasiado; hay que poner freno a esto. Entonamos un sonoro mea culpa para que nos oigan nuestros familiares y decimos, para que conste en acta, que la próxima vez no caeremos en el mismo error. Comeremos con mesura y para demostrar nuestro firme propósito empezaremos con una simple y depurativa ensalada de remolacha y granada acompañada de una vinagreta. 

RECETA

.
INGREDIENTES
  • Remolacha cocida.
  • Granada.
  • Queso feta o cualquier otro de vuestro gusto.
  • Nueces.

    PARA LA VINAGRETA
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de Módena.
  • 1 cucharadita de mostaza.
  • Sal.
  • Pimienta negra.

.
PREPARACIÓN
  1. Cortar la remolacha en dados.
  2. Pelar la granada. Mezclar  todos los ingredientes y aliñarlo con la vinagreta.
   PREPARACIÓN DE LA VINAGRETA
  1. Poner tres partes de aceite, una de vinagre, una cucharadita de mostaza, sal y unas vueltas de pimienta. Mezclar bien y aliñar la ensalada.