martes, 28 de octubre de 2014

HIGOS CON ANCHOAS


Dos incisiones precisas para llegar al corazón del higo. Luego, hay que proceder al implante que consiste en introducir con sumo cuidado una anchoa, limpia y que haya reposado unas horas en aceite de oliva, en este corazón de color bermellón que empezará a latir de forma acompasada y alegre. El puntito de sal de la anchoa casa a las mil maravillas con el dulzor del higo. El resultado es espectacular. Hay quién prefiere utilizar jamón o foie para insuflar nueva vida al higo. Son variantes que los “cirujanos” de la cocina han ido experimentando para hacer el mejor de los implantes. No cabe la posibilidad de un rechazo por parte de los comensales.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • 2 o 3 higos por persona.
  • Una anchoa por cada higo.
  • Aceite de oliva.

.
PREPARACIÓN
  1. Si las anchoas están envasadas a la sal como en nuestro caso, lavar, quitar las espinas y dejar macerar en aceite de oliva unas horas.
  2. Hacer dos cortes a cada  higo e introducir una anchoa en cada fruto.
  3. Hay la opción de comprar las anchoas limpias y conservadas en aceite de oliva.





jueves, 23 de octubre de 2014

MILHOJAS DE MEMBRILLO


Uno de los signos de la llegada del otoño es la aparición de membrillos en los mercados. Es un fruto que hay que trabajar en la cocina porque no se puede comer así sin más, como quien pela una manzana. Hay que transformarlo en dulce de membrillo tal como ya explicamos en su día. En aquella ocasión decíamos que es buenísimo si lo acompañamos con queso tierno o semicurado. 
Pues bien, hoy queremos dar fe de ello, como si fuésemos unos notarios de los fogones. Para ello, hemos elaborado unas milhojas a base de ir intercalando láminas de dulce de membrillo, queso y pera conferencia. Para decorar, unas hojas de escarola que dan volumen al bocado, pistachos troceados y una reducción de vinagre de Módena. Sencillo y potente. Aunque el dulce de membrillo se puede comer durante todo el año hemos creído oportuno traerlo a la mesa justo ahora, recién hecho, cuando está en su mejor momento. Probadlo también en ensalada, con escarola, manzana, granadas y nueces. Puro otoño en el paladar.

RECETA

.
INGREDIENTES
  • Dulce de membrillo.
  • Queso manchego semicurado.
  • Peras de conferencia.
  • Unas hojas de escarola.
  • Pistachos sin sal para decorar.
  • Reducción de vinagre de Módena

.
PREPARACIÓN
  1. Cortar el dulce de membrillo en láminas muy finas y con la ayuda de un cortapastas darle la forma deseada.
  2. Preparar las milhojas colocando alternativamente el membrillo, la pera cortada en láminas finas, el queso, la escarola y acabar con el membrillo. Repetir la operación.
  3. Decorar con unos pistachos cortados en trocitos y un chorro de reducción de Módena.