miércoles, 11 de octubre de 2017

BLINIS CON HIGOS Y FOIE


El blini es el equivalente ruso al crêpe francés o al pancake inglés. Se hace a base de harina, huevo, leche y levadura. El resultado es una pasta espesa que pondremos a cucharadas sobre una sartén untada con mantequilla y  que doraremos por ambos lados. Por su forma redonda y su color dorado antiguamente se asociaban los blinis al Sol y era uno de los platos principales de la “Maslenitsa”, una fiesta pagana que se celebra a finales de invierno, equivalente a nuestro Carnaval. Pero ahora los blinis se consumen cualquier día del año y en Rusia hay empresas de “fast food” que los venden  acompañados de toda una variedad de rellenos. Los clásicos rusos son los blinis que llevan crême fraîche” (leche agria), o bien carne picada o pollo, o pescado salado y ahumado, también por supuesto caviar. Los amantes del dulce pueden optar por las  mermeladas. Nosotras hemos intentado occidentalizar nuestros blinis y los hemos acompañado de higos frescos y foie, así como un chorrito de miel. 

RECETA

.
INGREDIENTES (para 24 blinis de 8 cms de diámetro)
  • 2 huevos.
  • 260 g de harina tamizada.
  • 320 ml de leche.
  • 3 cucharaditas rasas de las de café de levadura en polvo.
  • 2 cucharadas soperas de crême fraîche o en su lugar yogur griego.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • ½ cucharadita  de sal.
  • Higos.
  • Foie.
  • Miel de romero.
  • Mantequilla para untar la sartén.


PREPARACIÓN
  1. Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.
  2. Batir todos los ingredientes, añadir la harina y la levadura tamizada y volver a batir hasta que no tenga ningún grumo.
  3. Poner en un bol tapado con papel film y dejar reposar en la nevera una media hora.
  4. Para elaborar los blinis se necesita una sartén antiadherente untada con mantequilla.
  5. Cuando esté caliente poner dos cucharadas de la pasta en la sartén y cuando empiecen a hacerse burbujas dar la vuelta con una espátula para que se doren por ambos lados.
  6. Para que nos salieran todos iguales hemos utilizado un aro de emplatar de 8 cm de diámetro cuyo interior también hemos pincelado con mantequilla.
  7. Para servir poner encima de cada blini unas rodajas de higo, foie en un trozo o en virutas (como más os guste) y un poco de miel. La combinación de higos con queso azul y miel es algo que también queda muy bien sobre un blini.





martes, 3 de octubre de 2017

ENSALADA DE ARROZ ROSA


Entrar en la tienda de granos y frutos secos y descubrir aquel saco colmado de arroz de color rosa fue todo uno. Era inevitable no fijar la vista en aquel arroz de grano largo y fino, tipo basmati, pero con un sugerente color rosa que haría las delicias de los más cursis. Sin ser cursis, no pudimos resistir la tentación. Había que probarlo. Su origen es la India, más concretamente  de la región de Lao donde se le conoce como el arroz de los amantes, de la felicidad, la fertilidad y la vitalidad. Su color y sabor se lo dan la bergamota, un cítrico poco conocido aquí surgido de la unión entre un naranjo amargo y un limero, y el espino amarillo, un arbusto que da unas bayas con un alto contenido de vitamina C y que son muy utilizadas en la medicina oriental. ¿Qué sería de un amor sin espinas? Un tercer elemento que lleva el arroz rosa y que contribuye a darle este color es la remolacha. El resultado final es un arroz de sabor y aroma suaves y afrutados. Un detalle a tener en cuenta es que si hervís el arroz de la forma tradicional se volverá casi blanco y para que mantenga su atractivo color es conveniente hervirlo con el agua de la remolacha.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 3 tazas de arroz rosa.
  • 9 tazas de agua de la cocción de la remolacha y de las zanahorias.
  • Tomates cherry.
  • 4 huevos de codorniz cocidos en agua fría durante 4 minutos.
  • Remolacha roja.
  • Zanahorias rojas.

    INGREDIENTES PARA LA VINAGRETA 
  • 50 g de nueces peladas.
  • Media taza de las de café de vinagre de Módena.
  • Una taza de las de café de aceite de oliva.
  • Triturar todos los ingredientes.

.
PREPARACIÓN
  1. Pelar la remolacha y hervir entera en la olla exprés. Reservar el agua morada de la cocción.
  2. Pelar las zanahorias, cortar en rodajitas y hervir a parte en una cazuela unos siete minutos. Reservar el agua azulada de la cocción con la que, junto con el agua morada, herviremos el arroz.
  3. Poner tres tazas de las de café del agua reservada por una de arroz.  Cuando el agua empiece a hervir, añadir la sal y echar el arroz. Dejar hervir unos 20 minutos.
  4. Escurrir en un colador y pasar un poco de agua fría para que quede suelto, pero no demasiada para que el arroz no pierda su color rosado.
  5. Una vez frío aliñar con la vinagreta de nueces e incorporar el resto de ingredientes.

.
CONSEJO
    El hecho de hervir el arroz aprovechando el agua de la cocción de las verduras es para que no pierda el color  rosado, ya que si se hierve con agua quedaría casi blanco.
    De no encontrar esta clase de arroz también se puede hacer la ensalada con la variedad de arroz basmati.