martes, 25 de julio de 2017

HELADO DE COCO


Cuando hicimos la receta de las Cocadas ya hablábamos en la introducción  de los recuerdos de infancia que nos evocaba el coco y su exotismo. En estos días de calor agobiante, tropical, un helado de coco ayuda a pasar los rigores del verano y a viajar, aunque sólo sea con la imaginación, a doradas playas de arena fina, con cocoteros, hamacas bajo parasoles y baños refrescantes. ¡Ánimo! Que soñar no cuesta dinero y hacer un helado como éste es un entretenimiento y el resultado, una delicia.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 400 g de leche de coco.
  • 100 g de coco rallado o natural.
  • 400 de nata para montar 35 % materia grasa.
  • 80 g de azúcar.
  • 40 g de azúcar invertido.

   INGREDIENTES AZÚCAR INVERTIDO 
  • 150 g de agua embotellada.
  • 350 g de azúcar.
  • 2 sobres de gasificante: uno blanco (ácido tártico y málico) y otro morado (bicarbonato sódico).

.
PREPARACIÓN DEL HELADO
  1. Si utilizamos coco natural romper el coco con ayuda de un martillo y aprovechar su jugo; quitar su corteza exterior y triturar los 100 g que necesitamos para la receta con el azúcar, agregar el resto de ingredientes, excepto la nata.
  2. Montar la nata  que tiene que estar bien fría así como el recipiente en el que se vaya a montar y añadir a la preparación anterior.
  3. Dejar reposar unas horas en la nevera y meter en la heladora que habremos tenido previamente en el congelador.
  4. Una vez mantecado el helado guardar en un recipiente hermético en el congelador hasta el momento de servir.

.
PREPARACIÓN DEL AZÚCAR INVERTIDO
  1. Poner el agua en el vaso de la Thermomix y programar 4 minutos temperatura 50 º velocidad 4.
  2. Agregar el azúcar y programar 6 minutos 80 º velocidad 4.
  3. Cuando alcance los 80 º agregar el sobre blanco y mezclar unos segundos en velocidad 4.
  4. Antes de añadir el sobre morado tenemos que esperar a que la temperatura baje a 60 º, en ese momento poner el contenido del sobre morado, mezclar de nuevo unos segundos y cuando esté frío meter en un tarro de cristal con cierre hermético.
  5. Guardar en la nevera.
  6. Se conserva durante mucho tiempo en la nevera. Es importante tener siempre preparado, ya que con si lo utilizamos los helados no cristalizan.
  7. Si lo hacéis sin Thermomix, utilizad un termómetro para controlar las temperaturas.





martes, 18 de julio de 2017

SALMOREJO CORDOBÉS


Pocos, poquísimos platos de comida tienen una calle dedicada en su honor. En Córdoba, el ayuntamiento de la ciudad –a instancias de la Cofradía del Salmorejo- cambió el nombre de la calleja del Arco por el de la calleja del Salmorejo Cordobés. Ocurrió el 10 de diciembre de 2014 y para conmemorarlo se puso un gran azulejo de cerámica con la receta, así no habría ni un cordobés que pudiese alegar desconocerla. La calleja está en pleno barrio de la Judería, entre el Alcázar y la Mezquita. El salmorejo es uno de los tres platos estrella de la cocina cordobesa. Los otros dos son el flamenquín y el rabo de toro. Igual dentro de unos años tienen también una calle con su nombre. El salmorejo es fácil de hacer. Es primo hermano del gazpacho. Pero mientras éste lleva pepino y pimiento, el salmorejo sólo lleva como ingrediente principal el tomate, no se le añade agua e incluye más pan que el gazpacho. Otro rasgo distintivo es que el salmorejo cordobés lleva huevo picado y trocitos de jamón. Es ideal comerlo cuando aprieta el calor. Bien fresquito es un alimento de primera. Para que no tengáis que ir a la calleja cordobesa a leer el azulejo de cerámica, aquí os dejamos la receta.



RECETA

.
INGREDIENTES
  • 1 kg de tomates maduros.
  • 200 g de pan.
  • 100 g de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 diente de ajo.
  • 10 g de sal.
  • 2 huevos duros.
  • Unas lonchas de jamón ibérico.
  • Tomates cherry macerados (opcional).

PREPARACIÓN
  1. Lavar los tomates.
  2. Con una batidora o con Thermomix triturarlos bien. Pasar por un colador para quitar la piel y las pepitas.
  3. Volver a triturar añadiéndole el pan, el aceite, el ajo y la sal.
  4. Dejar en la nevera hasta el momento de servir.
  5. En el momento de servir decorarlo con huevo duro, jamón ibérico picadito y un tomatito cherry macerado.