martes, 27 de junio de 2017

HELADO DE TURRÓN DE JIJONA


Contrariamente a lo que se cree el turrón no es una cosa que se coma solamente en Navidad. Es más, ahora algunos turistas que nos visitan han descubierto este dulce y se lo llevan como recuerdo a sus países de origen. Mejor  eso que cargar con un enorme sombrero mejicano que nada tiene que ver con nosotros y  cuyo transporte difícilmente admitirían los auxiliares de vuelo de una compañía low cost. El turrón lo podemos encontrar todo el año y si alguien que vive en Alicante, como es el caso de nuestra amiga Silvia, te lo manda ex profeso para que podamos elaborar este rico helado de turrón de Jijona resulta que no tienes excusa para no hacerlo. Este helado es una delicia comerlo cuando aprieta el calor y encima su sabor te remite a los días navideños. Todo un hallazgo.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • 300 ml de leche entera.
  • La cáscara de un limón.
  • Dos ramas de canela.
  • 400 ml de nata para montar  35% MG.
  • 80 gr de azúcar blanquilla o 3 cucharadas de miel (elegir).
  • Una tableta de turrón de jijona (300 gr) 200 gr para la crema de turrón y 100 gr para adornar.
  • 2 yemas de huevo grandes.
  • Una pizca de sal.
.
PREPARACIÓN PARA AROMATIZAR LA LECHE
  1. Lavar el limón y pelar  de manera muy fina  evitando el blanco para que no amargue.
  2. Calentar la leche junto con la piel de limón y la canela hasta el punto de ebullición. Retirar del fuego, tapar la cazuela con una tapadera y dejar  infusionar hasta que baje un poco la temperatura.

.
PREPARACIÓN DEL TURRÓN
  1. Colar la leche y añadir la nata.
  2. Separar las yemas de los  huevos, añadir a éstas el azúcar  y batir manualmente con unas varillas hasta que quede como una crema.
  3. Cortar 200 g de turrón de Jijona en trocitos (el resto lo reservamos para adornar), añadir a la crema de leche-nata con las yemas, el azúcar y un pellizco de sal. Batir todo bien hasta que los ingredientes estén bien homogenizados. Dejar unos minutos a fuego lento  sin parar de remover para que la crema se integre y hasta que espese un poco (no debe llegar a hervir).
  4. Dejar enfriar la crema de turrón completamente antes de meterla en un recipiente. Poner en el frigorífico y dejarlo en él por lo menos tres horas antes de empezar a trabajar con ella.
  5. Cuando la crema esté completamente fría  lo ponemos a mantecar en la heladora  (mantecar es convertir la crema en una especie de mantequilla donde debemos ir rompiendo los posibles cristales de hielo con el movimiento e introduciendo aire a la mezcla, es el paso más importante para lograr un helado cremoso). Si hacemos el helado en el congelador debemos batirlo cada dos horas.
  6. En el momento de servir el helado adornar con el resto de turrón desmenuzado que habíamos reservado para tal fin.




martes, 20 de junio de 2017

COCA DE CHICHARRONES


Hay que empezar a prepararse para las verbenas de San Juan y de San Pedro. A parte de encender hogueras para quemar los muebles viejos y lanzar cohetes y bengalas para celebrar la llegada del solsticio de verano hay que pensar qué coca haremos. Podemos optar por la típica de frutas escarchadas o bien por la de chicharrones (llardons, en catalán). La coca de chicharrones es un dulce propio del Jueves Lardero pero lentamente se ha hecho un hueco en el menú verbenero. Los chicharrones (llardons) se hacen compactando y luego friendo  los trocitos  de cerdo que quedan después de haber extraído la grasa. Afortunadamente, este proceso no hay que hacerlo en casa porque los chicharrones se venden en supermercados. Esto, que en principio sería más bien salado, se convierte por arte de magia en un dulce al extenderlo sobre una plancha de hojaldre y al añadirle azúcar y piñones.


RECETA

.
INGREDIENTES
  • Una lámina de hojaldre cuadrada.
  • 200 g de chicharrones.
  • Anís.
  • 60 g de piñones.
  • Azúcar.

.
PREPARACIÓN
  1. Triturar los chicharrones.
  2. Encender el horno.
  3. Poner los piñones en agua fría durante quince minutos*.
  4. Colocar la lámina de hojaldre sobre una hoja de papel sulfurizado.
  5. Colocar los chicharrones triturados cubriendo la mitad de la lámina de hojaldre, rociar con anís y azúcar.
  6. Doblar la lámina de hojaldre por la mitad.
  7. Pasar el rodillo por encima para que se adhieran bien los chicharrones.
  8. Volver a rociar con abundante azúcar, colar y secar los piñones con papel de cocina y echarlos por encima de la coca.
  9. Meter en el horno caliente unos 20 minutos hasta que esté dorada.

* El hecho de poner los piñones en agua es para que al hornear la coca éstos no se quemen.