miércoles, 13 de junio de 2018

ALBÓNDIGAS DE BACALAO CON SALSA ROMESCO


Vamos a romper el empate entre la carne y el pescado. Hasta ahora teníamos en el blog dos clases de albóndigas: unas de carne con sepia (un clásico mar y montaña) y otras de salmón con gambas. Riquísimas las dos recetas, pero hacía tiempo que nos rondaba la idea de hacer unas albóndigas de bacalao con salsa romesco. Somos fans confesas del bacalao. Nos gusta hacerlo y comerlo en todas sus variantes. Y por lo que respecta al romesco, cuando en su día hicimos esta salsa ya decíamos que combinaba con pescados, carnes, pasta y verdura. También decíamos que había quien se decantaba por utilizar sólo almendras, otros sólo avellanas y quienes preferían ambos frutos secos. Pues bien, ahora os proponemos que probéis hacer la salsa con cacahuetes tal y como la hemos visto en una receta de tapas de Alberto Chicote, concretamente en unos langostinos en tempura con romesco de cacahuetes. Todo un hallazgo.

RECETA

.
INGREDIENTES PARA LAS ALBÓNDIGAS
  • 500 g de bacalao desalado.
  • 400 g de patatas (en limpio).
  • 2 dientes de ajo.
  • Una yema de huevo.
  • Unas ramitas de perejil picadito.
  • 2 vueltas de pimienta negra.
  • Harina para rebozar
  • Aceite de oliva para freír.

INGREDIENTES PARA LA SALSA ROMESCO
  • 5 tomates maduros.
  • 80 g de cacahuetes.
  • 3 rebanadas de pan de barra.
  • 2 ñoras.
  • 1 cucharada de pulpa de tomate choricero.
  • 4 dientes de ajo.
  • 200 g de aceite de oliva.
  • 30 g de vinagre de Jerez.
  • 1 guindilla (que puedes eliminar si no te gusta el picante).
  • Sal.

.
PREPARACIÓN DE LA SALSA
  1. En un cazo poner el aceite, la guindilla y las ñoras abiertas éstas por la mitad para que se hidraten mejor, llevar al fuego y cuando empiece a hervir retirar; esperar a que se enfríe y entonces retirar las ñoras. Eliminar la guindilla y con un cuchillo recoger la pulpa de las ñoras y  reservar.
  2. Lavar y cortar los tomates por la mitad, ponerlos en una fuente de horno, rociarlos con aceite de oliva y hornear junto con las rodajas de pan y los ajos envueltos en papel de aluminio. Retirar un poco antes los ajos y el pan porque estos necesitan menos tiempo.
  3. Tostar los cacahuetes en una sartén sin nada de aceite vigilando que no se quemen.
  4. Triturar los tomates con los ajos asados, la pulpa de los choriceros y las ñoras, el pan tostado y el vinagre.
  5. Añadir poco a poco el aceite donde habíamos hidratado las ñoras sin dejar de batir para que vaya emulsionando y rectificar de sal.

.
PREPARACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS
  1. Poner el bacalao en una cazuela cubierto con agua fría y llevar al fuego. Justo cuando empieza a hervir retirar del fuego, tapar la cazuela y esperar a que se temple; luego escurrir, limpiar de pieles y espinas, desmenuzar y reservar.
  2. Pelar y cortar las patatas en rodajas finas y cocerlas al vapor (yo las puse en el cestillo de la Thermomix 16 minutos varoma velocidad 2, pero las puedes cocer en otro recipiente e incluso enteras y luego pelarlas), interesa que tengan el mínimo de agua.
  3. Una vez cocidas retirar a un plato y aplastarlas con un tenedor, añadir los ajos y el perejil bien machacados, la yema de huevo, la pimienta y mezclar bien.
  4. Añadir el bacalao desmenuzado y mezclar. Rectificar de sal y dejar reposar unas horas en la nevera, aunque es mejor tenerlo toda la noche.
  5. Hacer las albóndigas del tamaño que más os gusten, rebozar en harina y freír.
  6. Servir calientes acompañadas de la salsa.
  7. Pueden servirse de aperitivo o como segundo plato.

.
CONSEJO

    Para que las albóndigas queden fritas de una manera uniforme y mantengan la forma es mejor freírlas en un cazo con abundante aceite para que las cubra, de esta manera tanto albóndigas como croquetas quedan perfectas. Una vez fritas poner sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite, pero no dejar nunca que se enfríen encima del papel, ya que una vez frías absorben de nuevo el aceite. 





10 comentarios:

  1. Qué buena pinta!! se ven deliciosas!! Bss.

    ResponderEliminar
  2. Que delicia! La salsa romesco me pierde, es una pasada de rica, y me la puedo imaginar con esas albóndigas de bacalao tan ricas... mmmm...

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que he leído me ha gustado,creo que esta fantástica salsa les va de perlas a las albóndigas de pescado en general. No soy muy fan del bacalao pero me las imagino de merluza o rape y deben estar divinas!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene que ser una autentica delicia, dan ganas de probar las albondigas con esa salsa tan rica. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. que estupenda receta¡¡¡¡¡
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el bacalao y estas albóndigas me parecen deliciosas.....me llevo un par
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  7. Las albóndigas de bacalao me encantan y con esta salsa de romesco, es bocado de categoría. Irresistibles sin duda alguna
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Estoy deseando probarlas. A ver si en casa nos animamos a hacerlas

    ResponderEliminar
  9. Menuda ricura, la salsa romesco me encanta y las albóndigas con ella tienen que estar espectaculares, me gusta mucho. Besos :)

    ResponderEliminar
  10. Hola Ana. El bacalao es uno de los pescados que más me gustan aunque tengo que decirte que en forma de albóndigas nunca lo he preparado aunque sí que lo he comido. La salsa romesco la he probado en bastantes ocasiones, está de fábula, y acompañando a los calçots, que es como más me gustan, es fabulosa.
    Con estas albóndigas forman un plato sensacional.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar